mayo 19, 2024 9:16 am

Sánchez, tras reunirse con Aragonès: «Hemos decidido trabajar sin prisas, sin pausa pero sin plazos»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido en el diálogo como solución del conflicto con el Ejecutivo catalán. «Seguimos manteniendo posiciones alejadas. Las posturas de cómo resolver la crisis en Cataluña son distintas. Sin embargo, el clima en Cataluña es mejor que hace un año y el objetivo es que, de cara al curso siguiente, siga en la línea de mejora», ha declarado el presidente.

Sánchez ha aprovechado la reunión con el president de la Generalitat, Pere Aragonès, para abordar el futuro de Cataluña a través de una agenda para el reencuentro. «La agenda amplía el horizonte y refleja el compromiso para con la Comunidad. Tenemos que atender demandas y necesidades comunes de todos los catalanes», ha asegurado. 

El líder del Ejecutivo ha insistido en abordar una solución aunque ha recalcado que no se dará en el corto plazo. «No podemos insertar problemas en la sociedad. Los ciudadanos nos eligen -a los políticos- para solucionar sus problemas. No nos pongamos plazos. Hemos decidido trabajar sin prisas, sin pausa pero sin plazos. Lo importante no es el tiempo, sino llegar a buen puerto», ha dicho Sánchez.

Aragonès también pide tiempo

El presidente de la Generalitat ha coincidido con el jefe del Ejecutivo en el punto de partida de la negociación. «Las dos partes estamos muy alejadas pero es momento de generar confianza. Requerirá tiempo y perseverancia, pero, a medida que avancen las negociaciones, exigiremos resultados», ha asegurado Aragonès. 

«La negociación requiere tiempo, unidad y perseverancia», ha dicho el político catalán, mientras ha recalcado las principales demandas de la Generalitat. «Planteamos dos asuntos que son grandes consensos en Cataluña: por un lado, la amnistía y, por otro, la autodeterminación», ha declarado. 

Aunque el presidente catalán ha reconocido el papel de los indultos como un punto de inflexión en el acercamiento entre ejecutivos, considera que no son suficientes para avanzar en las negociaciones. «Los indultos han sido un gran paso que reconocemos, pero creemos que no se ha detenido la recriminación del movimiento independentista», ha asegurado Aragonès, quien ha nombrado a su compañero Roger Torrent como ejemplo de esa persecución tras su citación ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

El encuentro entre líderes

La llegada del presidente del Gobierno al Palau de la Generalitat se ha producido alrededor de las 15h. La visita del líder del Ejecutivo se ha encuadrado en la puesta en marcha de la mesa de diálogo, marcada por la ausencia de JxCat. El partido de Jordi Sánchez no formará parte de la delegación catalana, que estará compuesta por el presidente Aragonès y dos consejeros de ERC: Laura Vilagrà y Roger Torrent.

Aragonés ha recibido a Sánchez en las cocheras del Palau acompañado de la formación de gala de los Mossos. Tras el encuentro entre los dos presidentes, y al término de ambas ruedas de prensa, se producirá la reunión de ambas delegaciones en el Salón Torres Garcia. 

Sánchez y Aragonès se han encontrado en la Sala de los Diputados del Palau y debe servir, según el Gobierno, para «situar los objetivos y la metodología de la reanudación del proceso negociador».

La consejera de la Presidencia, Laura Vilagrà, ha explicado que uno de los objetivos es que de hoy salga un calendario «claro» sobre la periodicidad de las próximas sesiones. Y ha añadido que el Gobierno quiere que la mesa se vuelva a reunir antes de Navidad.

Más Noticias