febrero 3, 2023 11:57 pm

Pidió una hamburguesa en un restaurante de comida rápida y casi se come un dedo humano

A la mitad de comerse su hamburguesa, una mujer encontró un dedo humano dentro del plato que le sirvieron en un local de la cadena Hot Burguer en la ciudad de Santa Cruz, en Bolivia. El caso desencadenó una investigación por atentado a la salud pública en el país.

La clienta había pedido una “hamburguesa magnífica”, le dio tres bocados y casi se comió el dedo. En una de las imágenes que publicó una usuaria de Twitter, se puede ver la “hamburguesa con carne humana” en un plato colocado sobre una bandeja de plástico roja, y otra con un primer plano del dedo amputado.

“Se ha verificado que en ese establecimiento se ha vendido la hamburguesa y que esa hamburguesa tenía el resto de un dedo de posiblemente un obrero que perdió dos dedos el viernes pasado”, explicó a la agencia de noticias EFE el viceministro de Defensa al Consumidor, Jorge Silva.

De acuerdo con la investigación preliminar del Gobierno boliviano, uno de los trabajadores que se encargaba de moler la carne que se usa en las 20 sucursales del restaurante de comida rápida, realizó un movimiento en falso que provocó que la moledora le cortara dos de sus dedos.

Al hombre lo trasladaron inmediatamente a un hospital para que le traten el desmembramiento.

Según la versión del restaurante, el lote de carne que estaba preparando el hombre se desechó, unos 45 a 80 kilos de carne molida para las hamburguesas.

Mientras la investigación está en desarrollo, el Gobierno de Bolivia clausuró el local donde se encontró el dedo, y verificarán las otras 20 sucursales, según Silva. A su vez, el Ministerio Público abrió un proceso por atentado contra la salud pública.

“Nosotros nos estamos apersonando para que se investigue este hecho y se sancione a los responsables, toda vez que el Código Penal establece una sanción de hasta 10 años de cárcel”, enfatizó Silva.

En otra investigación aparte, el Ministerio de Trabajo ordenó paralizar las operaciones en el área donde se hacen las hamburguesas hasta que acrediten que sus trabajadores están capacitados en la manipulación de esas máquinas. Esta cartera verificó el espacio, y lo calificó de “inseguro”, ya que por lo menos hubo otros tres incidentes en que los obreros perdieron sus dedos.

La cadena de hamburguesas respondió a la polémica, y emitió un comunicado en el que sostuvo que, a lo largo de sus 21 años de trayectoria, trabajó “en fiel y estricto apego a todas las normativas de salud, seguridad e inocuidad alimentaria”.

“Frente a un incidente fortuito ocurrido con uno de nuestros empleados, la empresa activó inmediatamente todos los protocolos de emergencia, priorizando en todo momento la salud de nuestro trabajador, el cual ya se encuentra en etapa de recuperación”, se defendió la empresa en el comunicado.

“En este momento, nuestra empresa está colaborando con todas las autoridades competentes para que este hecho se esclarezca totalmente para la tranquilidad de nuestros proveedores y clientes”, concluyó el restaurante.

La Voz

Más Noticias