enero 29, 2023 1:21 pm

Entrenadores en Argentina: sin descenso y sin “presiones”, pero con despidos

A los 58 años, Leonardo Carol Madelón pasó a engrosar por estas horas la lista de entrenadores desocupados en el fútbol argentino. Desde este miércoles, el exDT de Belgrano, entre tantos clubes, ya no es el director técnico de Platense, que de esta forma se transformó en el séptimo club de la Liga Profesional que, transcurridos 12 partidos del campeonato, cambia de conductor por decisión dirigencial.

Sin descensos y sin presiones, el fenómeno de la interrupción de los ciclos de entrenadores se sigue repitiendo sin distinguir entre clubes “grandes” o “chicos”, más o menos poderosos, más o menos exigencias.

El famoso “proyecto a largo plazo” sólo queda reducido a casos muy aislados que pueden estar representados en la actualidad por Marcelo Gallardo (en River desde 2014), Luis Zubeldía (en Lanús desde 2018), Alexander Medina (en Talleres desde 2019), Eduardo Domínguez (en Colón desde 2020), Mauricio Pellegrino (en Vélez desde 2020), Javier sanguinetti (en Banfield, desde 2020) o Mario Sciacqua (en Sarmiento desde 2020), siendo muy generosos en algunos casos en cuanto al “largo plazo”.

Desde Miguel Ángel Russo en Boca y a Juan Antonio Pizzi en Racing hasta Sergio Rondina en Arsenal, Sebastián Méndez en Godoy Cruz y Sergio Coleoni en Central Córdoba, el actual torneo cumple la cuota de despidos de DT que se ha tornado habitual en el fútbol de nuestro país.

Van 12 fechas y ya se fueron siete entrenadores: a los nombrados Russo, Pizzi, Rondina, Méndez, Coleoni y Madelón (el más reciente) hay que sumar la dupla Leandro Martini-Mariano Messera, en Gimnasia La Plata, despedida el 29 de agosto pasado. Un DT echado cada menos de dos fechas…

Y la lista podría ampliarse en breve porque Juan Manuel Azconzábal parece tener las horas contadas en Unión de Santa Fe y Frank Darío Kudelka atraviesa una situación similar en Huracán. Ambos fueron confirmados en las últimas horas lo que traducido al lenguaje del fútbol argentino significa que sus futuros son más que inciertos y que afrontan una debilidad extrema en sus cargos. Y habrá que seguir de cerca lo que pase con Paolo Montero (San Lorenzo), Fernando Gago (Aldosivi) y Omar De Felippe (Atlético Tucumán), otros dos DT a quienes les está costando que sus equipos despeguen.

La nómina de cesanteados se hace interminable si la lupa se amplía a las categorías de ascenso. Sólo por tomar en cuenta los tres clubes cordobeses que compiten en la Primera Nacional, tanto Belgrano (una vez) como Instituto (dos) y Estudiantes de Río Cuarto (una) cambiaron de entrenadores esta temporada cuando se llevan disputadas 27 fechas de 34.

El fenómeno sigue firme, más allá de que los descensos estén eliminados hasta el año que viene y, en teoría, hay menos presiones para todos.

La Voz

Más Noticias