febrero 5, 2023 11:20 am

Covid-19: la pandemia no cede terreno en varios países

Si bien la sensación general es que la pandemia de Covid-19 estaría cediendo a nivel global, el virus Sars-Cov-2 causante de la infección sigue quitando el sueño a las autoridades sanitarias y políticas en varios países del mundo.

Por caso, Rusia sumó este miércoles un nuevo récord diario de muertes vinculadas al coronavirus, en medio de un repunte de la enfermedad que obligó al Kremlin a disponer medidas de alcance nacional para frenar el aumento de casos.

Con los últimos registros epidemiológicos sobre su escritorio, el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó que todos los trabajadores del país se ausentaran de sus labores durante una semana y exhortó encarecidamente a los ciudadanos reacios a que se vacunaran de una buena vez, sin dar más vueltas.

El grupo de trabajo gubernamental contra la pandemia informó 1.028 decesos en las últimas 24 horas, la cifra más alta en el país desde el inicio de la pandemia. Esto elevó el total de fallecidos a 226.353 personas.

Putin anunció este miércoles que apoya la propuesta del gabinete de introducir el período no laborable a partir del 30 de octubre y ampliarlo a la semana siguiente, cuando cuatro de los siete días ya son feriados estatales.

El mandatario ruso agregó que, en algunas regiones donde la situación es más preocupante, el receso laboral podría comenzar el sábado próximo y extenderse hasta después del 7 de noviembre.

Este tipo de medida ya fue aplicada varias veces por las autoridades rusas para intentar frenar la pandemia, en lugar de confinar a la población, con el fin de no socavar la frágil reactivación económica que se advierte desde hace un tiempo.

Rusia es el país de Europa más golpeado por la pandemia, con casi 230 mil muertos, según el balance gubernamental.

Otro ceño fruncido

En Gran Bretaña, en tanto, el Ministerio de Salud informó el martes 43.738 positivos por coronavirus y 23 fallecidos, en momentos en los que la campaña de vacunación se muestra estancada.

En ese contexto, los trabajadores sanitarios británicos analizan la posibilidad de retomar algunas de las restricciones adoptadas con anterioridad frente al Covid-19 ante una eventual “crisis de invierno”, luego de que el país superó este martes los 4,5 millones de casos desde el inicio de la pandemia y registró su peor dato diario de fallecidos desde marzo último.

La Confederación del NHS, que nuclea a instituciones públicas del Sistema Nacional de Salud británico, instó a las autoridades políticas a considerar un “plan B” en caso de que los contagios repunten y el sistema sanitario vuelva a estar bajo presión, por ejemplo con el cierre de lugares públicos o la obligatoriedad del uso del barbijo. Según la entidad, la cifra de ingresos hospitalarios aumentó 10 por ciento en la última semana.

El primer ministro, Boris Johnson, admitió que se avizora “un invierno difícil”, pero por ahora no entra en los planes del Gobierno dar pasos hacia atrás y confía en que baste con seguir avanzando en la vacunación.

A todo esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió en su última evaluación semanal difundida antenoche que los casos de coronavirus se incrementaron un siete por ciento entre el 11 y el 18 de octubre respecto de la semana precedente.

La agencia sanitaria de Naciones Unidas (ONU) señaló que en ese lapso se reportaron alrededor de 2,7 millones de nuevos contagios de Covid-19 y más de 46 mil muertes, datos similares a los de la semana previa, y los países más afectados son Gran Bretaña, Rusia y Turquía, según citó la agencia DPA.

Colapso en Siria

La situación sanitaria también es muy preocupante en Siria.

Francisco Otero y Villar, coordinador general de Médicos Sin Fronteras en ese país árabe de Oriente Medio (sumido en una guerra civil desde marzo de 2011), le comentó a La Voz que la región fronteriza con Turquía, al norte, atraviesa la situación sanitaria más grave registrada hasta el momento desde el inicio de la pandemia. “Las necesidades superan con creces los limitados suministros de oxígeno y los centros sanitarios empiezan a agotar las existencias de kits de testeo”, aseguró el voluntario de la organización humanitaria internacional.

En la franja norte, el número de casos registrados en septiembre estuvo en torno a los 73 mil, casi el doble de agosto; la tendencia se mantiene en alza en octubre con un promedio diario del orden de los 1.500 contagios, indicó Otero y Villar.

“En esta región de cuatro millones de habitantes, únicamente siguen prestando asistencia 16 de los 33 centros de tratamiento de Covid-19 que existen”, señaló el coordinador de MSF.

“Los esfuerzos para contener el virus tropiezan con el escaso acceso a la asistencia sanitaria y con la baja tasa de inmunización en el noroeste, donde sólo el tres por ciento de la población está totalmente vacunada debido a la reticencia a inocularse y al ritmo de distribución de la vacuna”, concluyó Otero y Villar.

La Voz

Más Noticias