junio 17, 2024 8:36 am

La dura carta de Lucas Bernardi, tras su salida de Newell’s

Lucas Bernardi, exjugador de Newell’s Old Boys, presentó este jueves su renuncia al cargo de mánager de fútbol de Newell’s Old Boys de Rosario a través de un telegrama enviado a la entidad y con una carta abierta en la que sostiene que el presidente Ignacio Astore “no fue claro” con respecto a su permanencia en el cargo.

Bernardi, de 44 años y extécnico de Belgrano, difundió una misiva titulada “Newell’s y la verdad por encima de todos!”, en la que sostiene: “Escribo estas líneas con la intención de dar a conocer cómo se dieron los hechos desde el proceso que me llevó a aceptar el cargo de gerente de fútbol de Newell’s hasta el día de hoy, donde me encuentro sin la posibilidad de continuar con el trabajo que comenzamos a desarrollar hace muy pocos meses”.

El exvolante rojinegro asegura que “en primer lugar, me parece importante señalar que cuando fui convocado por la anterior Comisión Directiva para ser el Gerente de Fútbol, en un momento muy crítico de la institución, lo primero que respondí fue con una convicción: sólo asumiría la función con el acuerdo de las distintas fuerzas políticas”.

Además, Bernardi señaló: “Astore no fue claro respecto a mi permanencia en el cargo. Sus evasivas y falta de respuestas a temas trascendentales del área, me llevaron a comprender que los rumores que ponían en tela de juicio mi continuidad eran ciertos, cayendo por su propio peso que la nueva dirigencia prescindiría de mis aportes”.

“Como consecuencia de la compleja realidad futbolística que vive la institución, que requiere de urgentes decisiones; ante la imposibilidad de desarrollar las tareas a mi cargo por las razones expuestas anteriormente, he decidido allanar el camino alas decisiones de la actual gestión del Club, notificando mi renuncia indeclinable al cargo de Gerente del Fútbol”, continuó.

Bernardi advirtió que no demandará al club rosarino por incumplimiento del contrato laboral y que, además, donará sus haberes para la compra de botines de fútbol para las divisiones inferiores.

“Mi desvinculación contractual no le generará a Newell’s deuda de ningún tipo, ya que no iniciaré reclamo económico alguno por los acuerdos incumplidos. De la remuneración acordada, sólo cobré 15 días del mes de junio, pero tampoco reclamaré para mí nada de lo trabajado desde aquel momento hasta la fecha. He resuelto donar el dinero -que me corresponde por el resto del tiempo trabajado- a nuestros juveniles, para que se compren botines y sigan construyendo su sueño de un Newell’s mejor”, concluyó.

La Voz

Más Noticias