septiembre 27, 2023 12:10 pm

Por qué no pudo Racing: las razones de la caída ante Deportivo Madryn

El sueño de ascenso de Racing quedó entre paréntesis por unas pocas semanas. Pero igual sigue vivo. Ante casi 5000 hinchas que viajaron desde Córdoba y alentaron toda la tarde, perdió por 1 a 0 la primera final ante Deportivo Madryn de Chubut en el estadio Julio Humberto Grondona de Arsenal de Sarandí. Y ahora deberá jugarse sus chances de retornar a la Primera Nacional en el Reducido que arranca este fin de semana.

La “Academia” de Nueva Italia entrará a disputarlo recién en la fase de cuartos de final ante un rival que surgirá de los partidos de octavos que se realizarán este fin de semana y que todavía no se conoce. Sea contra quien fuere, Racing volverá a jugar recién entre el 20 y el 21 de este mes, ya que no habrá actividad el sábado 13 y el domingo 14 por las elecciones nacionales y deberá ganar sus tres partidos a disputarse en canchas neutrales para poder llegar a la principal categoría de ascenso en la que no milita desde la temporada 2001/2002.

“Me llena de orgullo el equipo que tenemos. Ahora hay que cambiar rápido el chip y ponerse a pensar en el Octogonal, Ustedes vieron lo que pasó. Lo que le dije al árbitro en la manga me lo guardo para mi” le dijo a Mundo D con la poca voz que le quedaba Manuel Pérez, el presidente de Racing. La “Academia” se fue de Sarandí con la sensación de que el árbitro Adrián Franklin le manejó el partido en su contra.

Y aunque el polémico referí santafesino no tuvo fallos que haya incidido realmente en el desarrollo del juego, los jugadores y el cuerpo técnico encabezado por Hernán Medina percibieron una tendencia de Franklin a pitar a favor de Madryn. “Después del gol, a ellos les cuidaron el resultado. Todas las divididas eran para ellos” señaló la “Tota” Medina quien fue expulsado en el primer tiempo por protestar junto con su asistente Pedro Llorens.

Es posible que la escasa confiabilidad que despertaba Franklin (cuyo nombramiento fue resistido por los dos equipos) haya quitado de foco a varios futbolistas de Racing. Acertó incluso el árbitro cuando a los 42 minutos del primer tiempo no cobró penal en un choque dentro del área entre Juan Marcelo Ojeda, el arquero del equipo chubutense, y Leandro Fernández. Pero igualmente, muchos jugadores de la “Academia” estuvieron demasiado nerviosos. Mal predispuestos con el arbitraje.

De todos modos, no fue por Franklin que perdió Racing una final tensa y cerrada. Con un cabezazo de Sebastian Jaldrés a los 17 minutos del segundo tiempo, Madryn le sacó provecho a una de sus pocas llegadas. Pero antes y en la misma jugada, Racing tuvo dos chances de pasar al frente: primero Ojeda le tapó una mano a mano a Franco García y en el rebote, el remate de Leandro Fernández pasó entre una maraña de piernas y dio en el poste derecho.

Acaso haya sido ese gol la única diferencia real de un partido parejo. Madryn concretó su chance y Racing dilapidó las suyas. Le costó fabricarlas porque faltó peso en los últimos metros de la cancha. Y cuando las tuvo, un zurdazo de Fernández se fue afuera por poco, un cabezazo cruzado de Nicolás Parodi salió junto al poste izquierdo y sobre el final, un centro de Santiago Rinaudo estuvo a punto de metérsele a Ojeda en el segundo palo.

Puso todo sobre la cancha Racing y desde la entrega, nada hay para reprochar. Las casi 5000 mil personas que vinieron desde Córdoba se fueron tristes porque no se pudo aprovechar la primera chance de ascenso. Queda otra. Y Racing deberá enfocarse en ella con la certeza de que el golpe ha sido fuerte. Pero la fe sigue intacta.

Si fuiste a ver a Racing en Sarandí, encontrate en las fotos de Mundo D

La Voz

Más Noticias