abril 14, 2024 7:57 pm

La lucha del corazón verde: un videojuego artístico contra el patriarcado

Las letras que forman la palabra “Patriarcado” son los obstáculos que debe sortear el emoji del corazón verde. Esa es la manera de ir sumando puntos en un videojuego de artista, obra de la cordobesa Mónica Jacobo, cuyo tema es la lucha de los colectivos feministas que impulsaron la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), sancionada en el Congreso Nacional el 30 de diciembre de 2020.

Ese hito de la batalla por la ampliación de derechos en la Argentina adquiere una forma lúdica en Verde, como se denomina esta pieza de Game art que obtuvo una mención en la última edición del Premio Itaú de Artes Visuales, en la categoría Arte y tecnología, que este año estuvo dedicada a las producciones vinculadas a las redes sociales.

El premio mayor del certamen fue para otro cordobés, el pintor Lucas Jalowski, por la carbonilla De la noche en que mis padres presenciaron un asesinato, una escena que retrata el momento de la muerte del militante Santiago Pampillón.

Para las curadoras María Menegazzo y Magdalena Mosquera, la categoría Arte en redes sociales se volvió especialmente significativa en un contexto marcado por el aislamiento y el consecuente protagonismo que ganaron las formas de interacción a través de las plataformas virtuales. Esta categoría buscó visibilizar de qué manera, desde el campo artístico, se han venido incorporando esos lenguajes e investigando las posibilidades formales y conceptuales de la cultura de la red.

Artista visual, diseñadora e investigadora, Mónica Jacobo posee una extensa y distinguida trayectoria en el campo de la videoinstalación y en la generación de obras interactivas que se sirven de dispositivos como los teléfonos celulares. Ha trabajado con diversas tecnologías contemporáneas realizando videos, imágenes digitales y obras para Internet. Una de las vetas de su trabajo en los últimos años es la apropiación de la estética de los videojuegos.

Verde es una obra interactiva descargable (está disponible en GooglePlay y se puede acceder asimismo desde la PC), que invita al juego pero también a sostener la vigilia por la aplicación efectiva de los derechos de las mujeres.

En la dinámica del videojuego, el emoji del corazón verde se agranda en el caso de chocar con alguna de las letras del término “Patriarcado”, y en ese caso se muestran las luchas que faltan, entre ellas la reglamentación de leyes similares en la mayoría de los países de Latinoamérica y la implementación de la IVE en todo el país, sorteando cuestiones jurídicas que algunos sectores buscan imponer para imposibilitar su aplicación efectiva.

La obra se puede seguir jugando indefinidamente para saltear cada una de las letras. En ocasiones los caracteres se solapan, se agrupan o se auto protegen formando bloques que ofrecen mayor dificultad y complican el objetivo de sortearlos.

La artista eligió el emoji en razón de su ubicuidad. “Junto a las marchas en las calles –se lee en la memoria conceptual de la obra presentada al certamen–, durante el aislamiento obligatorio en el año en que comenzó la pandemia del Covid 19, los corazones verdes hicieron cuerpos y presión en las redes sociales, utilizados como símbolos de adhesión a la causa feminista”.

La Voz

Más Noticias