junio 14, 2024 2:44 am

Sol Pereyra: “Si una canción es potente, puede ponerse cualquier traje”

Sol Pereyra se permite un sobresalto en el “Resisto Existo Tour 21/22″, un recorrido que expone su condición de cantautora electrolatina.

Es que el jueves 18 y el viernes 19 de noviembre, y en la Sala de las Américas del Pabellón Argentina, Sol ofrecerá su cancionero en compañía de la Orquesta Sinfónica de la UNC, dirigida por el maestro Hadrian Ávila Arzuza.

Será el sexto concierto del cuerpo sinfónico universitario en 2021, con arreglos encargados a profesionales que desarrollan su actividad en el ámbito local.

Así las cosas, el programa quedó formado por Amanece (letra y música, Sol Pereyra; arreglo, Vale Gadagnoto), Me gusta (Sol Pereyra; Pablo Rojas), Existo (Sol Pereyra; Bárbara López), Flores salvajes (Sol Pereyra; Lourdes Fontana), Metamorfosis (Sol Pereyra y Matías Méndez; Agustín Molas Pozzi), Sincera (Sol Pereyra; Vale Gadagnotto), De aquí pa’ allá (Sol Pereyra; Agustín Molas Pozzi), Dale más alto (Sol Pereyra y David Baluteau; Lourdes Fontana) y Resistencia (Sol Pereyra; Bárbara López).

Es verdad que esta lista es muy nutrida. Tanto, como que pocos vieron venir el potencial sinfónico del repertorio de una Pereyra que viene afianzando un perfil alterlatino – urbano, a tono con una vibración de época.

“La iniciativa llegó por la invitación del maestro Hadrian Ávila Arzuza, Director del Teatro del Libertador y de la Orquesta Sinfónica de la UNC”, cuenta Sol en diálogo con VOS.

“Él me contactó, me comentó que le gustaba mi música y que le había llamado la atención mi proyecto… Su llegada tanto nacional como internacional. Entonces me propuso hacer este concierto con la orquesta arreglando mis canciones para sonar en el terreno sinfónico”, añade.

-¿Cómo se vislumbra el potencial sinfónico de una canción?

– Yo soy muy fan del formato canción y creo que cuando las canciones son potentes, pueden ponerse diferentes trajes y lucirse bien. Si bien estas canciones en el disco suenan más cercanas al pop y a la electrónica, también las hemos tocado acústicas en formato más fogonero. Y adquirieron otra fuerza. Además, hace poco escuché algunos de los arreglos para orquesta y no lo podía creer, parecían estar hechas para eso. Siento que el formato sinfónico remarcará climas a los que ni yo sabía que podían llegar. Cuando escuché se me escapó un lagrimón porque esto es un sueño para mí. Amo la música clásica y el formato de orquesta, y también la música popular. El cruce de ambas me parece algo increíble. Y que se produzca con canciones mías es una de las cosas más lindas que me han pasado en mi carrera.

Sol Pereyra dice que las 10 canciones seleccionadas son todas las que le pasó a Ávila Arzuza en primera instancia: “Se las pasé luego tener en cuenta que fueran variadas, de pensar que un concierto de orquesta tiene sus diferentes climas. La primera idea era hacer una selección entre esas 10, pero finalmente quedaron todas”.

“Habrá un bis sorpresa que, seguramente, varios podrán imaginar. Pero lo dejo en secreto”, suma Sol, que siempre sale para todos. Más en esta nueva realidad que ya la tiene confirmada para la edición 2022 de Cosquín Rock.

-¿Cómo ves en retrospectiva a tu oficio y a tu música en el período más duro de aislamiento? ¿Te ganó la incertidumbre o sentís que le opusiste híper actividad?

-Miro para atrás y siento que puedo dividir ese período en dos bloques. El primero vino marcado por la sorpresa de la pandemia y la ingenuidad de no saber bien de qué se trataba y hasta dónde podía durar. A nosotros nos agarró terminando una gira en México, que debía seguir por más países de Latinoamérica, Canadá y Europa. Y cuando vimos que no se iba a poder, adelantamos la grabación de (el disco) Existo. Así que durante el 2020 le dimos muy fuerte a grabación y presentación de cada sencillo con su clip y todo su mundo alrededor. Eso me tuvo bien, concentrada trabajando con mi equipo.

-¿Y la segunda parte?

-Se dio a comienzos a comienzos de 2021, cuando parecía que estaba todo bien pero después no tanto. Cuando la sensación era de idas y vueltas y de más incertidumbre, me dio el bajón. Y si bien seguí haciendo cosas, mi ánimo no estuvo tan arriba, a decir verdad. Me permití transitarlo así. Lo que pasamos ha sido muy fuerte y, según creo, fue sano transitar la tristeza que provocó. Hoy estamos en medio de una gira fuerte tratando de reconstruir el camino y de fortalecer el ánimo y espíritu.

-En el paradigma actual de empoderamiento femenino muchas artistas setean su expresión para que tenga dimensión “militante”. ¿Es tu caso? ¿En qué medida la vibración de época estandarizado todo?

-En mi caso, el discurso de empoderamiento ha estado siempre, desde mis 16 años con el grupo de teatro independiente La Negra, con cuatro amigas, hasta en Los Cocineros y luego en mi proyecto solista. Tengo algunas letras que hablan de eso pero tampoco son la mayoría. Siento que las acciones y el camino transitado dicen más que el discurso. A veces los discursos se ponen de moda, terminan siendo funcionales al sistema y de esa manera se vacían del verdadero contenido. Esa es mi visión en mi proyecto. Pero sí entiendo que haya otros proyectos que estén transitando esto ahora y necesiten compartirlo. Hay de todo, gente legítima y gente que se sube a la ola, como pasa siempre con las modas.

-En Argentina vuelve a reinar lA incertidumbre social y política. ¿Estás arrepentida de haber vuelto?

-No estoy arrepentida porque volví por cosas que trascendían eso. Volví porque quería tocar por todo el país y compartir con artistas de aquí. Necesitaba que mi proyecto hiciera su camino en Argentina, ya que, prácticamente, se afianzó en México. Ahora, más allá de eso, me agota la incertidumbre que se acrecentó con la pandemia. Pero más me agota ver que la gente está enojada y que se la incentiva desde redes e informativos. Veo complicado el pensamiento lúcido dentro de ese panorama.

Ante eso, Sol confiesa que le ha costado encontrar su lugar en este regreso: “Me ha costado más que en México, por momentos. Pero ahora que salí a tocar y a viajar por las provincias de Argentina, volví a conectarme con el sentido. Pero sí está muy difícil y me duele que así sea”, redondea.

-Publicaste la edición del remix de “Me gusta” para el mundo de los eSports. ¿Qué tan cerca estás de ese mundo? ¿Jugas?

-Si, fue una experiencia hermosa por lo que significaba que esa canción sea elegida para ser el himno 2021 del primer equipo femenino de FreeFire de Latinoamérica. Esta propuesta llegó de la mano de Gato Fernández, que siempre ha apoyado e incentivado mi proyecto. Me encantó aparte que el remix lo hagan los chicos de Hotplug Producciones, porque me gusta mucho como trabajan. Pero no estoy muy cerca del mundo de los juegos, la verdad. Me engancharía si pruebo, creo, pero no tengo tiempo. Ya las redes me consumen mucho más tiempo del que yo quiero. Prefiero tocar más mis instrumentos, hacer canciones, viajar o escribir teatro. Me gusta jugar a eso.

-Qué haces cada vez que volvés a Córdoba? ¿Cómo es un día prototípico de Sol en nuestra aldea?

-Cuando llego aviso a la gente amiga y empiezan las juntadas, pero también hay shows así que también vengo y siempre tengo mucho laburo y notas y cuando había bailes de la Mona, siempre tenía un día separado para ir. Ese es mi clásico desde el ‘97. También paseo por el barrio, soy de Cofico y también viví mucho en General Paz, pero salgo por Cofico y me encuentro con todo el mundo. A veces me voy a caminar a la peatonal San Martin, cerca del Mercado Norte, siempre me encantó esa zona. También voy a ver teatro porque tengo mucha gente amiga que sigue en ese camino. Y nunca faltan las escapadas a las sierras, que son de las pocas cosas que me hacen bajar unos cambios. Cuando piso Córdoba no paro y adoro estar acá, es mi casa.

-Si querés agregar algo sobre la fallida reunión de Los Cocineros, puedes hacerlo después de esta línea de puntos…

-Y el encuentro fallido con Los Cocineros, por un lado, me dio tristeza. Sobre todo porque fue difícil para mí decir que no podía en ese momento. Al principio creí que sí, pero la verdad el año pasado fue una locura de trabajo con mi proyecto y con mi equipo triplicamos la apuesta de laburo. Y se me complicaba hacer lo de Los Cocineros en el medio de todo eso. Desde mi lado emocional era “sí, sí, hagámoslo”, pero después no me daba el tiempo, ni la cabeza. Yo siempre quiero hacer de todo, siempre quiero decir que sí, pero después el cuerpo me pasa factura y para mí ni mi proyecto ni Los Cocineros, son asuntos para abordar a media tinta. Si me meto me meto, es con todo; y si no puedo, prefiero decir que no.

En vivo

Sol Pereyra se presentará junto a la Orquesta Sinfónica de la UNC el jueves 18 y el viernes 19 de noviembre. La cita es en la Sala de las Américas del Pabellón Argentina. Tickets en edenentradas.com.ar

Además, el “Resisto Existo Tour 21/22″, la devolverá en Córdoba el 11 de diciembre, fecha en la que actuará en el Centro Cultural España Córdoba.

Por último, queda informar que Sol fue programada en el Cosquín Rock 2022, el sábado 12 de febrero.

Más información

No es lo mismo México sin ti: las desventuras de los músicos ante la imposibilidad de trabajar en ese mercado

La Voz

Más Noticias