junio 20, 2024 5:56 am

Violencia de género extrema: confirman condena a hombre que sometió a la servidumbre a su pareja

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) confirmó la sentencia contra Jesús Fernando Agüero, quien fue condenado por reducción a la servidumbre a su esposa durante 20 años en la localidad de San José, en el Valle de Traslasierra.

El acusado había recibido una pena de 14 años de prisión en 2019 por los tribunales de Villa Dolores. Luego de que la defensa apelara la sentencia, la Sala Penal del máximo tribunal compuesta por los vocales Aída Tarditti, Sebastian Cruz López Peña y María Marta Cáceres de Bollati, rechazó el recurso de casación presentado.

De esta manera ratificó la decisión y declaró “a Jesús Fernando Agüero como autor penalmente responsable de los delitos de reducción a la servidumbre y desobediencia a la autoridad, reiterada, tres hechos en concurso real y en consecuencia imponerle para su tratamiento penitenciario la pena de 14 años de prisión”.

Este último fallo ratificó la violencia sistemática que padeció la víctima durante años. En aquel momento la sentencia constituyó un precedente importante para la jurisprudencia, por ser primero en el país en violencia doméstica al tipo penal de la servidumbre.

En los fundamentos se observan datos asombrosos de los límites a los que puede llegar la violencia de género. La víctima “era obligada y sometida a trabajar y/o a prestarle servicios domésticos y personales -más allá de los que normalmente comparte y brinda una pareja-, sin poder evadir, negarse o modificar tal situación, la que fue creada e impuesta exclusivamente por el imputado a lo largo de los años a través de golpes, amenazas, coacciones, castigos físicos y hostigamientos diarios”, apuntó en su sentencia el TSJ.

Primera sentencia

Así se confirmó la inédita condena que dictó el tribunal integrado por Santiago Camogli, José María Suárez y Alfonso Cabral en septiembre de 2019. Allí se señaló que la mujer fue reducida a la condición de cosa y sierva a lo largo de 20 años.

Durante dos décadas la víctima sufrió todo tipo de maltratos, amenazas y golpes casi a diario.

En el expediente se constataron al menos 35 hechos de violencia contra la mujer en ese período. También en varias ocasiones la aisló y le prohibió salir de su casa y ver a su familia.

En varias ocasiones, además, el marido obligó a la víctima a permanecer desnuda a la intemperie bajo la lluvia y el frío. La víctima llegó en ocasiones a arrodillarse y pedir perdón y a comer de las sobras.

Fue el fiscal Sergio Cuello quien hizo foco en los padecimientos de la víctima e impulsó la figura de reducción a la servidumbre.

La Voz

Más Noticias