febrero 3, 2023 11:52 pm

Envalentonados, Juez y De Loredo vaticinaron un triunfo “histórico”

Montados en una ola ganadora y envalentonados por los números que arrojan las encuestas, Luis Juez y Rodrigo de Loredo cerraron este jueves en el Teatro Griego la larga campaña de 100 días. Fue casi una previa de los festejos que encabezarán la noche del domingo, cuando comiencen a transitar el camino hacia 2023, una traza llena de dudas propias y ajenas.

Canal Especial Elecciones 2021

El binomio que confluyó sobre el cierre de listas para las Paso, aquel sábado 24 de julio, se consolidó electoralmente al ganar con contundencia sobre la lista que lideraron Mario Negri y Gustavo Santos. Hay dudas válidas respecto de si esta solidez electoral será también política.

Sobre el final de la campaña de Juez y De Loredo, Mario Negri se sumó a los actos, en San Francisco el miércoles y anoche, en el Parque Sarmiento.

Además de lo simbólico hacia el radicalismo, la participación del veterano referente parlamentario es importante desde lo electoral: una investigación JWC Consultores indica que el 16 por ciento de los votantes de Negri en las Paso podría fugarse hacia Hacemos por Córdoba. Sin embargo, Negri estuvo sentado en las duras gradas de piedra, junto a Marcos Carasso, el presidente del radicalismo y reemplazante de Juez en Diputados desde diciembre.

La irrupción de De Loredo es una de las grandes incógnitas: es la primera vez que ganaría una elección y por ahora no se sabe cuál será el techo que alcance su figura, un escenario que incomoda al peronismo, que prefiere disputar con jugadores que conoce, como Juez.

Luego de instalarse como “la versión más fuerte de Cambiemos”, Juez y De Loredo se enfocaron en la grieta: ”Se juegan dos modelos de país”, reiteraron al unísono. También, quizá para autoconvencerse, repitieron que “están obligados a estar juntos en lo que viene”, en alusión al 2023.

El acto

Uniformados, de remeras negras, Juez y De Loredo ingresaron al Griego por lo alto de las gradas, utilizando la escalera central, mientras sonaba “Cambia, todo cambia”, en la polémica versión de La Beriso.

Junto a ellos, el resto de los candidatos: Carmen Álvarez Rivero, candidata a senadora; y la lista de diputados: Soledad Carrizo, Héctor Baldassi, Laura Rodríguez Machado, Gustavo Santos y Gabriela Brouwer de Koning, la candidata número seis, cuya banca Junto por el Cambio buscará arrebatarle al kirchnerismo.

También en el escenario, pero sin chances de sentarse en la Cámara Baja, estuvieron Ramón Mestre y Oscar Agost Carreño, sobrino de Germán Kammerath, quien pasa sus días en prisión por una denuncia que Juez formalizó en 2003 y ratificó en 2015.

Son nuevos tiempos para la política: aunque el Griego lució al tope de su capacidad, 1.900 personas, y la transmisión en la cuenta de Facebook rondó las 100 personas, se espera que en las urnas cordobesas el apoyo a Juntos por el Cambio sea holgado, con una amplia diferencia sobre Hacemos por Córdoba.

El plato principal

No hubo sorpresas en los discursos de Luis Juez y Rodrigo de Loredo: reiteraron los conceptos de los últimos días.

Para recibir a De Loredo sonó la música que él eligió para su campaña: la cortina del Llanero Solitario, el enmascarado justiciero.

“Va a ser un triunfo que va a romper los registros electorales, muy superiores a lo que dicen las encuestas”, se agrandó De Loredo al vaticinar su primera victoria electoral. “Nos han pedido tres cosas: trabajo, educación y decencia. Ese es nuestro mandato, que no lo vamos a olvidar”, dijo De Loredo, proyectando el resultado del domingo hacia el 2023.

Resumió la campaña de Juntos por el Cambio en tres ejes: ”Primero, la necesidad de volver al territorio con mensajes simbólicos. El segundo gran eje: somos la única fuerza que puede decirle ‘basta’, eso es un argumento político, no un eslogan; y lo digo a raíz de la reacción sobreactuada del peronismo que ha sido patinoso con el Gobierno nacional”.

“Por último, hemos hablado del futuro que imaginamos”, dijo antes de exponer que uno de los objetivos políticos es “volver a gobernar la provincia más grande de Argentina”.

Con las gradas en llamas, salió al centro de la escena Luis Juez, quien fue presentado por De Loredo mientras sonaba “Soy cordobés”, de Rodrigo. En éxtasis, el resto de los candidatos levantaba pasaportes de la “República de Córdoba”, mientras una Casita de Tucumán con banderas cordobesas se proyectaba sobre la pantalla gigante.

“El domingo declaramos la independencia de Córdoba; no tenemos ni bosta que ver con ustedes”, dijo Juez dirigiéndose a Alberto Fernández. “¡Es para vos Alberto, el domingo te vamos a cagar a votos!”, gritó, concatenando groserías. “Alberto nos regaló el mejor cierre: que los cordobeses volvamos a ser el faro de la Argentina”, dijo Juez, quien con la planilla de encuestas nacionales bajo el brazo sabe que en Córdoba Juntos por el Cambio hará su mayor diferencia respecto del Frente de Todos, pese a que en lo político la pelea de fondo es en la provincia de Buenos Aires.

“Hay esperanza de volver a gobernar el faro de la Argentina. Y eso lo hemos logrado en 80 días, y lo vamos a tener que sostener durante 24 meses. No nos van a enemistar más, estaremos juntos hasta recuperar esta provincia”, cerró Juez, un mensaje a su nuevo socio radical, a quien ve como intendente de Córdoba durante su hipotética gobernación.

La Voz

Más Noticias