mayo 18, 2024 9:19 am

Instituto y una sonrisa final en la Primera Nacional

Lo que empezó y siguió mal, terminó más o menos bien. Con una buena definición de Alexis Cuello a los 5 minutos del segundo tiempo, Instituto derrotó por 1-0 a San Telmo en la Isla Maciel y cerró su decepcionante intervención en el torneo de la Primera Nacional con una victoria como visitante, la cuarta en el torneo y la única de la segunda rueda.

La Gloria, que al menos tuvo una despedida con sonrisa, alcanzó los 40 puntos en la tabla de la Zona B del campeonato. A todas luces, una suma insuficiente: Deportivo Morón, el último clasificado de este grupo al Reducido por el segundo ascenso a Primera, llegó a las 53 unidades. Barracas Central, que enfrentará a Tigre en la final por el primer ascenso, llegó a los 58 puntos en la zona.

El equipo albirrojo que empezó dirigiendo Mauricio Caranta, continuó bajo la conducción de Marcelo Vázquez y concluyó con la dupla Claudio Sarría y “Miliki” Jiménez sentada en el banco estuvo siempre lejos de las definiciones: arrancó mal y nunca se pudo ni se supo recuperar.

Se falló en casi todo: en el armado del plantel y en la selección de los refuerzos, nunca se encontró una línea de juego y todas las soluciones intentadas a lo largo de la temporada se parecieron más a manotazos desesperados de ahogado que a intentos serios de rectificar un proyecto al que los desaciertos hundieron muy pronto. Dentro y fuera de la cancha.

Tratativas

El nuevo mánager deportivo de Instituto, Federico Bessone, y el presidente Juan Manuel Cavagliatto permanecieron en Buenos Aires tratando de cerrar la incorporación del nuevo cuerpo técnico, al que, como muy tarde, se pretende anunciar no más allá del próximo fin de semana.

En su carpeta hay varios nombres posibles, señal de que ninguno termina de convencer en su totalidad. Hasta anoche quienes quedaban con más chances eran Mario Sciacqua, quien a principios de año ascendió con Sarmiento; Guillermo Hoyos, Walter Coyette y Omar De Felippe, de reciente paso por Atlético Tucumán. También se había puesto el foco en Lucas Bovaglio, el actual técnico de Deportivo Morón y ex campeón de reserva con Talleres, pero como el Gallito se clasificó al Reducido perdió terreno.

La Gloria ayer sumó sus últimos tres puntos de un campeonato para el olvido. Pero el partido que le interesa de verdad, en serio, todavía no empezó a jugarlo.

La Voz

Más Noticias