enero 31, 2023 7:41 am

Reseña del cómic “Siesta”: trazados de ciudad

Los trazados de la ciudad ensayan sus propias líneas de fuga en Siesta, novela gráfica del santafesino Pablo Boffelli (Punch, Mambo). El artista aprovecha su ductilidad para retratar el paisaje urbano al delinear las aventuras de un dibujante solitario que alterna entre su estudio y el exterior por el que camina con su cuaderno, una galera y la cara negra de un gato risueño.

Todo puede suceder en esta rutina sin rutina, desde el ingreso a una esfera blanca suspendida entre edificios geométricos al vuelo de un pájaro sobre superficies cambiantes; de la irrupción de un barco en un plato a las veleidades de un dinosaurio de puesto jerárquico.

La concentración milimétrica que exige la tarea pictórica dicte acaso la compaginación de situaciones cambiantes de Siesta, que bucea entre el cemento iniciático de las novelas sin palabras de Frans Masereel y el cartoon surrealista del noruego Jason para imaginar sus croquis.

A tono con las nuevas generaciones formadas entre el cómic, la ilustración y el fanzine, Boffelli recurre tanto a secuencias lineales como a composiciones simultáneas, a formas orgánicas y artificiales, ramajes y ventanas.

Hay un reconocimiento social de época en las vicisitudes de un protagonista que redondea clasificados para buscar trabajo y pasa de la lectura o el vagar ociosos a la práctica de changas inclementes en una corporación laberíntica. Evadiéndose por el resquicio mágico del contraste gráfico, Siesta encuentra sin embargo la manera de mostrar cómo la plana cotidianidad sigue siendo aún fabulosa en sus detalles más inesperados.

Siesta. De Pablo Boffelli. Editorial Aguinaldo. 128 páginas. $ 1.300

La Voz

Más Noticias