febrero 5, 2023 10:42 am

Fertilización agrícola: la clave está en una distribución eficiente de la dosis

El costo que han alcanzado en los últimos meses los fertilizantes obliga a que su aplicación sobre el lote requiera de la mayor eficiencia. Para eso, la calidad de la aplicación es un factor clave.

Para que la tarea de aplicación esté dentro de los márgenes de tolerancia, el coeficiente de variación (CV) debe estar en un rango comprendido entre 15 y 25%.

A partir de ahí, por cada punto porcentual que crece el CV se pierden, por ejemplo, 50 kilos por hectárea de trigo.

La fertilizadora es clave

“La calidad de la aplicación depende de tres factores. En primer lugar, la máquina que usemos debe ser regulable porque la aplicación nunca se hace bajo las mismas condiciones climatológicas o de suelo, por ejemplo. En segundo término, es importante utilizar productos de calidad, los fertilizantes no son todos iguales puede cambiar su densidad y tamaño. Y por último, el uso, es decir el conocimiento del operador que aplica el producto ya que las condiciones ambientales y de terreno son variables. Estas tres variables son claves en el momento de fertilizar y son las que optimizan la inversión que hace el productor y reducen el coeficiente de variación”, sostiene Santiago Tourn, especialista en mecanización agrícola.

El docente de la Universidad Nacional de Mar del Plata fue uno de los disertantes del ciclo de jornadas a campo “Performance Test” que lleva a cabo la empresa Fertec, fabricante de fertilizadoras con sede en Marcos Juárez.

Durante el capítulo llevado a cabo la semana pasada en Oncativo, del que participaron productores y asesores de la zona, Tour admitió que labores de aplicación con una CV por debajo de 15% es “muy bueno”, mientras que cuando supera el umbral del 25%, “no es aceptable”, para el cultivo y la rentabilidad.

Dentro de las variables a tener en cuenta, se destaca la maquinaria utilizada. Desde la fábrica de Marcos Juárez se asegura que el modelo autopropulsado Serie 6 marca una diferencia porque cuenta con más de 800 regulaciones posibles, lo que garantiza versatilidad a la hora de la aplicación.

“La eficiencia de nuestras máquinas ha quedado demostrada en distintos estudios a campo. La Serie 6 permite que se adapte la máquina a las necesidades de cada lote, que dependen de diversos factores como el alto del cultivo, el viento, el suelo y las características del fertilizante, entre otros”, destaca Esteban Giammalva, gerente de Marketing de Fertec.

Sobre 200 fertilizadoras medidas en los últimos cuatro años por la Cátedra de Mecanización Agrícola de la Facultad de Agronomía de Balcarce, la Serie 6 es la única de fabricación nacional con CV menor al 10%.

La próxima Performance Test se llevará a cabo en Elena.

La Voz

Más Noticias