abril 20, 2024 9:31 am

La ruptura en Diputados: Negri espera la ratificación del bloque y se re alinea la UCR local

La confirmación de que los diputados que responden a Martín Lousteau tendrán un bloque propio liderado por Rodrigo de Loredo desató una nueva ola de repercusiones y reacomodamientos en el partido de la interna permanente.

La ruptura era una posibilidad desde la semana pasada, y se fue consolidando con el pasar de los días: el sábado, el sector Evolución perdió la elección en el Comité nacional de la Juventud Radical, que quedó en manos de la correntina Valeria Pavón, funcionaria de Gustavo Valdés y referente de La Causa Nacional. Manuel Cisneros, el presidente de la JR en Buenos Aires, cruzó a Evolución: “Desconocen los resultados, no aceptan la nueva conducción, rompen el bloque”, tuiteó el joven dirigente bonaerense.

#ListoLoDijo https://t.co/G2g5JbnkA8

— La Causa Nacional (@causanacionalok) December 6, 2021

En este marco, desde la facción vencedora acusaron a Yacobitti de utilizar a barra bravas de Chicago para impedir el plenario que le daría el triunfo a la funcionaria correntina. Luego de la derrota en el comité juvenil, Evolución avanzó con su idea original y confirmó el bloque propio bajo el paraguas de Juntos por el Cambio.

Marcos Ferrer, intendente de Río Tercero y uno de los estrategas de Evolución, había anticipado la jugada: “Nuestro argumento es el mismo: queremos un radicalismo oxigenado. En ese marco, queremos conduciendo las distintas instancias del partido a dirigentes que la población votó: Facundo Manes, Martín Tetaz, Carolina Losada y, por su puesto, Rodrigo de Loredo. Estos liderazgos fueron los que dejaron al radicalismo mejor parado dentro de Juntos por el Cambio”, dijo Ferrer, incluyendo entre las caras de la renovación a Manes, que fue parte de la estrategia nacional en la que está incluido Mario Negri.

Este lunes, De Loredo insistió en ese sentido: “Desde Juntos por el Cambio tenemos la responsabilidad de interpretar el mensaje que cordobeses y argentinos dieron en las urnas. Trabajamos con firmeza para lograr una renovación que creemos necesaria en las vocerías y roles y con la convicción de que la unidad es prioritaria”, escribió en Twitter.

Marcos Carasso, presidente de la UCR y flamante diputado nacional, dice que “hay que aceptar al que tiene mas votos, no acatar las reglas no es democrático”, dijo Carasso.

“Debemos desterrar el mito que en Evolución están los ganadores y en el bloque radical los perdedores, es una falacia: en el bloque UCR está Facundo Manes y los gobernadores del radicalismo. Con esta división dilapidamos el triunfo de noviembre y somos funcionales al kirchnerismo”, dijo Carasso.

Por su parte, el jefe del bloque UCR en Diputados espera reunir esta tarde a los 33 que le responden. Recién entonces haría declaraciones. Desde su sector hicieron trascender que el Comité Nacional y los gobernadores radicales desautorizarían la jugada de Evolución, como lo hicieron los dirigentes de la JR.

“La noticia no es tan novedosa. Los diputados de Evolución es la tercera vez que se niegan a integrar el bloque UCR. En 2013, Lousteau y Carla Carrizo armaron bloque propio. En 2015, como Lousteau fue designando embajador en Washington por Mauricio Macri, Carrizo se sumó al de la UCR. Pero en 2017 ambos se negaron a integrarse a la bancada del radicalismo por diferencias con Rodríguez Larreta. En 2019 sí se sumaron al bloque porque Lousteau fue en la lista como senador y fue elegido vicepresidente del Senado”, le contaron las costillas a Evolución desde el sector de Negri.

a falta de uno, dos cordobeses de jefe de bloque 🙄

— Convención Radicheta (@RadichetConv) December 6, 2021

También desempolvaron del archivos las fotos de Lousteau con Cristina de Kirchner y Alberto Fernández, en su paso por el segundo gobierno kirchnerista, aquel que llevó como vicepresidente a Julio Cobos.

El jueves pasado Negri se impuso a Emiliano Yacobitti en la conducción del bloque radical: la elección fue 27 a 15. Evolución reclamó entonces la conducción del interbloque; se sabía que la bala no tenía como objetivo un blanco posible. “Como solicitaron algo imposible de darles, quedó claro que su partida era cuestión de días”, agregaron los negristas.

En Córdoba

Como parte de la reconfiguración del partido en Córdoba, Dante Rossi, ex aliado de Negri en la interna aunque ahora virtual socio de De Loredo, dijo respecto de la disputa en el Congreso Nacional: “La UCR no puede cristalizarse en los mismos dirigentes de siempre. Hay que dar proyección a quienes han recibido un envión de parte de la gente el 14 de noviembre. Muchas veces, no entender estas cuestiones producen divisiones que no son una buena señal para la sociedad”.

Orlando Arduh, jefe de Juntos por el Cambio en la Legislatura, dijo que “lo primero que hay que aclarar es que este bloque de 12 diputados que presidirá Rodrigo seguirá dentro del interbloque de Juntos por el Cambio, al igual que el Frente PRO, la CC y el que eventualmente contiene a Margarita Stolbizer y Emilio Monzó; los diputados tampoco dejaron el partido, simplemente están sentando una postura ante la negativa de rotar la presidencia del bloque partidario en Diputados”.

El desorden en Juntos por el Cambio después del triunfo es tal que la coalición de tres partidos tendrá siete bloques en la Cámara Baja.

Enrolado con De Loredo, Arduh señaló: “Rodrigo es parte de la renovación de nuestro partido y sin dudas su presencia es garantía de no dejar avanzar los proyectos mesiánicos del kirchnerismo y de darle al radicalismo presencia protagónica dentro de la coalición. Tenemos que quitarle a estos procesos todo dramatismo, son naturales en la disputa de espacios, sobre todo cuando el partido está vigorizado después de las últimas elecciones”.

En este sentido, Carasso dijo que “no se puede asegurar” que la pelea Negri–De Loredo no lleve sus coletazos a Córdoba. “Hay que respetar la institucionalidad; hemos hecho un esfuerzo por la unidad, así que no imagino posturas rupturistas en Córdoba”, dijo Carasso.

La otra tormenta

La agenda legislativa que un sector de la oposición y Hacemos por Córdoba acordaron para cerrar el año es el otro nubarrón que yace sobre el radicalismo.

Ante la posibilidad de suspender la re-reelección de intendentes y legisladores y la legalización de las apuestas on line, algunos legisladores radicales amenazan con rupturas y cruce de bloques.

Daniela Gudiño y Juan Jure salieron a cuestionar la iniciativa de habilitar las apuestas, proyecto que impulsan Silvia Paleo y Orlando Arduh con el guiño de Hacemos por Córdoba. No es el primer desencuentro dentro de la primera minoría.

“El radicalismo tiene una posición histórica contraria a fomentar el juego”, dijo el Comité provincial en una respuesta a Arduh.

Ni en la Unión Cívica Radical ni en Juntos por el Cambio de Córdoba se ha analizado o avalado legalizar las apuestas on line.
El Radicalismo tiene una posición histórica contraria a fomentar el juego.
Es un proyecto presentado a título personal y nada tiene que ver el partido. https://t.co/StCihUWV1y

— UCR Córdoba (@UCRCBA) December 5, 2021

A la habilitación de la re releeción se oponen Ferrer y los intendentes de Evolución, que ya actúan como un bloque paralelo al Foro de Intendentes Radicales, que sería el colectivo que podría convalidar en la Mesa Provincia-Municipios el retroceso institucional.

La Voz

Más Noticias