abril 15, 2024 3:22 pm

Así será “Los enviados”, la nueva serie de Juan José Campanella: milagros y desapariciones

Cuando Miguel Ángel Silvestre recibió la invitación para trabajar en la nueva serie de Juan José Campanella, Los enviados, su respuesta fue un efusivo sí. Todavía no sabía de qué iba la producción, cuál sería su personaje y muchos menos había leído el guion, pero el actor español es fanático del director y no pensaba dejar pasar la oportunidad.

“Creo que es la serie en la que trabajé que más me gusta”, reconoció el protagonista de Sense8 y Sky Rojo en una conferencia de prensa en la que participó VOS.

Los enviados estrena este 12 de diciembre en Paramount+. Se trata de un thriller de acción de ocho capítulos que se filmó en México y que tiene como productor y director de algunos episodios al ganador del Oscar por El secreto de sus ojos.

Campanella se mete en el universo de la religión a través de dos sacerdotes del Vaticano que viajan a México para dictaminar la veracidad o no de los milagros de otro clérigo, que ha desaparecido misteriosamente. Con dos personalidades y modos de ver el mundo muy diferentes, los protagonistas comienzan una investigación que pone en jaque su fe y hasta sus vidas.

Cómo es “Los Enviados”

Miguel Ángel Silvestre habla con el entusiasmo de quien es fan y pudo cumplir el sueño de trabajar con su ídolo. En este caso, Juan José Campanella. De ahí que no duda en decir que es la producción que más le gustó de su carrera, incluso cuando trabajó con cineastas de la talla de las hermanas Wachowski.

El actor adelanta que la trama de la serie mantiene la atención y tiene un final inesperado: “Hay una pregunta constante que los directores manejaron muy bien que es: ‘¿existen los milagros o no?’. Creo que eso enganchará a los espectadores”.

Los fanáticos del cine de género, destaca además Silvestre, encontrarán en la producción un plus especial. Y la compara con su película favorita de Campanella: “Es parecido a lo que me pasó con El secreto de sus ojos. Creo que Los enviados comparte muchas cosas con la película, para empezar el mismo creador, pero tiene mucho de ese tono. La manera en que los dos personajes centrales, dos curas completamente diferentes con universos muy contrarios, terminan entendiéndose”.

Campanella habla de “Los Enviados”

Desde México, Juan José Campanella dijo sobre la manera en que decidió abordar el proyecto: “Cuando encaro algo estoy muy pendiente si se hizo antes o no. Vi un montón de obras que tratan lo místico casi como películas de terror, y también vi algunas que tratan solamente lo que es el backstage de la iglesia, el dilema personal. Nunca vi que mezclaran las dos cosas al mismo nivel”.

Y a continuación, explicó: “El secreto de sus ojos era una historia de amor muy fuerte dentro de un policial, cosa que nos costaba cuando teníamos que vender la película. ¿Qué vendemos? ¿Un romance con policial o un policial con romance? En Los enviados pasaba lo mismo, porque realmente las historias personales son muy fuertes y ponen a prueba también lo que piensa el espectador”.

En ese sentido, Campanella destacó que el formato serie de pocos capítulos le permitió “que los personajes tengan un crecimiento más parecido a lo que es una novela”.

“Cuando leí el libro de El secreto de sus ojos me parecía una película de género en donde los personajes eran de la realidad, no del género. Estamos acostumbrados a que en estas historias los personajes tengan una manera de ser. El detective del cine negro es un detective estoico, que no demuestra su dolor ni sus emociones, que no tiene miedo, no se asusta”, se explayó el director.

Y completó: “En El secreto de sus ojos yo veía una película americana con personajes de película italiana. Y me gustó esa mezcla, fue lo primero que hice que tenía algo de género. Tener personajes que reaccionan como nosotros en un contexto de género creo que fue lo que hizo la diferencia”.

Entonces, Campanella volvió a Los enviados: “En la serie ocurre mucho eso. Hay una dinámica de humor entre los protagonistas que no es para nada el humor de una comedia, de una sitcom. Surge de cómo reaccionaría una persona normalmente frente a estas cosas que pueden ser inusuales”.

Campanella y la fe

¿Es Juan José Campanella un hombre religioso? ¿Cómo se vieron sus creencias reflejadas en la serie? “No me defino como un hombre de fe, pero sí como una persona que cree que hay algo más allá pero no sabe bien qué. Creo que todos tenemos un más allá que nos gustaría, pero simplemente de tozudo me resisto a aceptar que acá se termina”, opinó el director sobre la vida después de la muerte.

En cuanto a Los enviados, agregó: “En los diálogos hay mucho representado en cuanto a las dudas, las preguntas. Además, yo tengo una relación de mucho aprecio para con los curas y las monjas. Cuando hacen tareas de campo, en una villa por ejemplo, generalmente hay ONGs, muchas personas trabajando, pero llegan las siete de la tarde y se van todos. El cura se queda a dormir y eso lo aprecio mucho. No soy un anticlerical para nada, y quería que la serie no lo fuera”.

Por último, en otro fragmento de la conferencia, Juan José Campanella se refirió a su decisión de seguir dirigiendo en Argentina y Latinoamérica en medio de su exitosa carrera en Estados Unidos.

“Cuando filmamos El mismo amor, la misma lluvia (1999) encontré mi voz, me di cuenta que para poder crecer tenía que estar en mi país y hablar en mi idioma. Me di cuenta exactamente de esa confianza de saber ‘esto funciona, esto no, esto es gracioso, esto no’. Una seguridad que en otro idioma uno nunca tiene”, reconoció el cineasta.

Y cerró: “El artista puede crecer en algún lugar donde pueda echar raíces”.

Miguel Ángel Silvestre: “Yo lo que quería era trabajar con Campanella”

El recorrido profesional de Miguel Ángel Silvestre es de esos que se cuentan de a grandes saltos. Este actor español, nacido en 1982, cuando era adolescente soñaba con ser el mejor tenista del mundo pero una lesión en el hombro destruyó ese sueño. Por suerte, luego tuvo otro: la actuación.

En una carrera que siempre fue hacia adelante, pasó de la adaptación española de Sin tetas no hay paraíso a Velvet , Sense8 y Sky Rojo. En charla con VOS, contó cómo llega ahora a esta nueva ficción.

–¿Cómo te llegó este proyecto

–Todo empieza con que si Juan José Campanella me llama es sí o sí o sí. El guion me daba igual, yo lo que quería era trabajar con Juan José Campanella. No paraba de preguntar: ¿lo dirige Juan José Campanella? ¿Seguro? ¿De verdad me quiere contratar a mí? (Ríe) Me pasaron tres capítulos y estaban tan bien escritos. Me dijeron que lo escribió Campanella, su equipo. Entonces me reuní con él y me dijo que quería que hiciera el personaje y me preguntó qué me parecía, y me encantó la idea. Así empezó todo, en plena pandemia. Ese día me tomé tres cervezas con mi madre. ¡Tres cada uno! Lo celebramos con todo.

–¿Cómo considerás que la serie aborda la dualidad ciencia-religión?

–Está escrita por un genio, Juan José Campanella sabe tocar todos los palos. Se generan conversaciones muy interesantes por esa razón. El corazón, la razón, lo que está arraigado, el deseo que está por encima y está conectado a la naturaleza, quizá a dios. Las duda entre dios, el diablo y lo que puede explicar la ciencia, y lo que la ciencia no puede explicar, que es algo que es espontáneo y que sucede en la naturaleza, entonces es muy rica la serie en ese contenido.

–¿Cómo evaluás este tipo de coproducciones de países iberoamericanos para el mundo a través del “streaming”?

–Creo que es muy positivo para la diversidad. La globalización tuvo algo muy positivo pero también algo muy descafeinado en un momento dado para la ficción, y era que todo se parecía. Todo tenía el mismo color. Y creo que hoy por hoy se está viendo, como ya lo hemos visto todo, o te pones muy particular y peculiar con respecto a la cultura y al punto de vista de otras culturas, acentos, formas de ver el mundo, y creo que eso es lo que ofrece. Creo que es una de las suertes para los actores porque hay mucho trabajo. Hoy en día de repente te ves en proyectos apoyado por culturas diferentes y creo que apoya mucho la diversidad y es muy rico para el espectador, porque te convierte en un voyeur de algo que desconoces. Creo que Los enviados es muy peculiar y muy particular, es un thriller, es un género muy peculiar. Es el género de Juan José Campanella que yo creo que es muy reconocible y creo que es como un gran bálsamo ver algo que realmente te sorprenda y te enriquezca.

Para ver

Los Enviados. México, 2021. Disponible en Paramount+ a partir del 12 de diciembre. Escrita por Leandro Calderone y Emanuel Díaz. Dirigida por Juan José Campanella junto a Martino Zaidelis, Camilo Antolini e Hiromi Kamata. Con Miguel Ángel Silvestre, Luis Gerardo Méndez, Irene Azuela, Miguel Rodarte, Armando Espitia, Fernando Becerril, José Sefami y Giovani Florido. Coproducción México-Argentina: 100 Bares, ViacomCBS International Studios, Paramount+.

La Voz

Más Noticias