abril 20, 2024 9:52 am

El vecino que le pegó con un machete a un asaltante: “Los de 15 años también matan para robar”

Finalmente este lunes, habló el vecino de la ciudad de Esperanza, provincia de Santa Fe, que se viralizó el fin de semana luego de reducir a un asaltante menor de edad con un machete y obligarlo a mostrar su rostro delante de las cámaras de seguridad que posee sus vivienda.

Todo ocurrió durante la madrugada del domingo en el barrio Sur de esa localidad.

Habló el vecino que redujo con un machete al ladrón

A las 5.28 un joven vestido con un buzo gris y un pantalón negro, pasó en bicicleta por Lavalle al 800 y se detuvo cuando vio estacionado un Peugeot 505. Unos segundos después, abrió la puerta del lado del conductor y se metió en su interior, pero no logró concretar el robo.

La sorpresiva reacción del dueño del auto sorprendió al delincuente pero ahora los dos están en la mira de la Justicia. Por un lado, el menor por el robo, por el otro, el vecino que lo azotó con el machete.

“Tenía puesta una capucha, no le iba a pedir el documento”, señaló el hombre a TN, al ser consultado sobre la edad del delincuente, que tendría 15 años.

Según sus palabras, cuando él apareció detrás suyo el chico salió corriendo y lo persiguió unas dos cuadras.

Recién entonces, cuando lo alcanzó, lo vio de frente y notó que era un menor de edad. No obstante, remarcó: “Es una criatura, pero con 15 años ya te matan”.

En ese sentido, el vecino recordó que en ese momento el adolescente sacó de entre sus ropas un arma blanca y le “tiró dos puntazos”.

“Yo creí que tenía un cuchillo pero era un destornillador”, afirmó. Tras esquivar el ataque, fue que empezó a pegarle con el machete que llevaba en la mano.

“Le di un planazo en la mano y se le cayó al piso”, contó sobre cómo logró desarmarlo de un solo golpe. Pero aclaró: “Todo el tiempo estaba consciente de lo que hacía. Nunca le pegué con el filo, fueron solo planazos”.

Y así, a machetazos, consiguió llevarlo hasta donde estaba colocada la cámara, lo obligó a arrodillarse y pedir disculpas. “El chico no estaba en sus cabales, estaba muy drogado”, agregó.

“La mamá del ladrón vino a mi casa a llorar y después me denunció”, dijo. “Lloraba y pedía que disculpara a su hijo, que era la primera vez que robaba”.

Por el caso se abrieron dos causas penales que se tramitan en dos fueros distintos. Una, en el Ministerio Público de la Acusación que lleva adelante el fiscal Alejandro Benítez que encuadró los hechos como “lesiones dolosas”.

En tanto, el expediente caratulado como “hurto en grado de tentativa” fue girado a la Justicia de Menores, con sede en la ciudad de Santa Fe.

La Voz

Más Noticias