abril 14, 2024 7:46 am

La unidad del radicalismo nacional “obliga” al diálogo en Córdoba

La unidad alcanzada por los líderes nacionales del radicalismo, que derivó en la presidencia del gobernador jujeño Gerardo Morales y la integración de Martín Lousteau a una vicepresidencia, en un esquema sin mayorías absolutas, fue recibida con alivio en la franquicia local del partido; que tiene como desafío “iniciar un proceso de diálogo responsable”, según la interpretación que hace Marcos Ferrer, intendente de Río Tercero y referente de Evolución.

El presidente del Comité Provincia, Marcos Carasso, entiende que en la disputa nacional primó “la racionalidad y quien juntó más votos (por Gerardo Morales) es el que debe conducir un proceso horizontal”.

Fue una llamada de atención hacia Rodrigo de Loredo, en el marco del proceso de unificación de radicales en Diputados, una de las prioridades que tendrá Morales en su nuevo rol. Tanto los referentes nacionales del partido como sus terminales locales coinciden en que la aspiración es llegar al inicio de sesiones ordinarias, en marzo próximo, como el bloque ordenado.

En ese punto, Carasso remarca: ”En el juego de la democracia, quien junta más avales es quien conduce”.

Desde el sector de Evolución, entusiasmados por el debut de Rodrigo de Loredo como referente legislativo en el debate por el Presupuesto 2022, proyectan quedarse con el liderazgo del bloque durante el año que viene.

Hay coincidencias respecto de cómo derramará hacia Córdoba la fumata del Comité Nacional.

Para Carasso, el partido “debe tener una agenda propia, abstraída de la disputa interna” que se da entre su jefe político, Mario Negri, y De Loredo.

“Debemos enfocarnos en Córdoba, con dos puntos prioritarios: conformar los equipos técnicos para dar una respuesta política al momento de desafiar a Hacemos por Córdoba, e institucionalizar Juntos por el Cambio para tener claridad en el proceso de selección de candidatos”, dijo Carasso.

Coincidió Ferrer con esto último: ”Una institucionalización de la coalición con la mayor representación de los sectores que integran la coalición”. Se anticipa así a que una formalidad desplace a De Loredo (o un delegado de Evolución) de una posible mesa provincial de Juntos por el Cambio.

En la última campaña, la mesa “ad hoc” fue integrada por Carasso, Luis Juez, Gregorio Hernández Maqueda y Javier Pretto, los presidentes de la UCR, el Frente Cívico, la Coalición Cívica y el PRO.

El otro tema en la agenda 2022 del Comité Provincia es la designación del representante en el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep): hoy está sentado el mestrista Facundo Cortés Olmedo, pero el sector de De Loredo pide para uno propio ese lugar: ”Debe ser una representación acorde al resultado del proceso electoral, aunque lo ideal sería un acuerdo”, dice Ferrer.

La Voz

Más Noticias