abril 20, 2024 11:23 pm

Sebastián Corda, el periodista que estudia kinesiología y que se convirtió en refuerzo de Instituto

Tranquilamente el propio Sebastián Corda podría escribir este artículo. Sí, el flamante refuerzo de Instituto además de ser polifuncional dentro del campo de juego, también lo es fuera del mismo. El ex Mitre de Santiago del Estero se recibió de periodista y además estudia kinesiología, dejando en claro que tiene otros intereses en la vida por encima de una pelota.

De hecho, arrancó la charla con Mundo D mostrando su preocupación por el momento que vive el país: “Yo ahora estoy en San Martín, Buenos Aires. Está muy jodido todo por cómo suben los casos de contagiados de coronavirus. Es complicado por el tema de la salud de las personas pero también porque se pueden volver a perder muchas fuentes de trabajo. La economía del país está jodida”.

Corda pasará la Navidad junto a su familia y luego viajará el domingo por la mañana a Córdoba, ya que el lunes arrancará la pretemporada con el resto de sus compañeros en la Gloria.

“Desde un primer momento, cuando surgió el primer contacto, pensé en venir. Me entusiasmó y me sedujo la propuesta por lo grande que es Instituto, por la historia que tiene el club”, contó el lateral de 26 años.

– ¿Qué te convenció para firmar por dos años?

– Me sedujo mucho la propuesta en general. Lo primero que hice fue comentarle al grupo íntimo que tengo, ellos estaban felices. Todo mi entorno está muy contento, al igual que yo. En lo personal demuestro esta alegría por afrontar un desafío de semejante trascendencia. Voy con la intención de ser protagonista. No voy a ver qué pasa. Si voy, voy por todo.

– Sos derecho pero has jugado más por izquierda, ¿en dónde te sentís más cómodo?

– Yo soy derecho pero al haber jugado tanto tiempo de “3″, utilizó la izquierda como algo normal. Me siento cómodo por los dos lados. Elijo de “3″, pero más por costumbre que otra cosa. La verdad es esa, no tengo problemas en jugar de “4″.

– ¿Qué tipo de defensor sos, en quién te fijás mucho?

– En mi posición miro bastante a todos. Me gusta Milton Casco. También me encanta el “3″ de San Martin de Tucumán (Lucas Diarte), es muy bueno. Pasa al ataque como un camión. Y como equipo en Argentina me gustan los que buscan jugar, los que tienen una idea de juego. El caso más explícito es River. Y me gustaba mucho mirar a Defensa y Justicia.

Libros y familia

La de Corda es una historia de lucha y sacrificios. A los 22 años perdió a su papá y se puso cuestiones nada fáciles al hombro: “Quedé como el único hombre de la familia. Con mi mamá discapacitada y mis dos hermanas. Una responsabilidad enorme. Por suerte las cosas marchan bien, ahora me voy a Córdoba, en principio solo. Luego veré si la acerco a mi viejita, aunque sea un tiempito. Somos muy pegados.

– ¿Fueron tus padres quienes te inculcaron el amor por el fútbol?

– A mi viejo siempre le gustó el fútbol, yo lo cargaba porque él era arquero, le decía que era un burro y por eso lo mandaban al arco. Mucho de lo que soy hoy es gracias a mis viejos, que más allá de las cosas del deporte siempre me inculcaron valores.

– ¿Y también te apoyaron para que estudies?

– Sí, me acuerdo que un domingo cualquiera estaba charlando con mi papá y me convenció de que tenía que estudiar algo. Yo de chico era terrible vago. No estaba muy convencido de tomar los libros pero me metí en periodismo y terminé la carrera. Y apenas me recibí me metí en kinesiología, ya estoy casi en tercer año.

– Te pregunto como periodista que sos, ¿qué pudiste ver de Instituto la temporada pasada?

– Me gusta ver mucho fútbol, puedo vivir de esto. A Instituto lo he visto y no me disgustaba, pero también veía a Morón (equipo que entrenaba Lucas Bovaglio). Era un equipo muy vertical y que utiliza muchos los laterales para pasar al ataque. Pero siendo precavidos y defendiendo bien, que es la función nuestra.

– ¿Qué se puede esperar de un torneo que tendrá premio solo para dos de los 37 equipos?

– Lo que sucedió en la final entre Barracas y Quilmes refleja lo que pasa en nuestro fútbol. Si bien no hubo nada raro en Avellaneda, el proceso mediante el cual Barracas se metió en la definición fue bastante dudoso. Pero ojalá podamos recuperar el protagonismo que Instituto se merece.

Altas y bajas en Instituto

La Gloria comenzará el próximo lunes su pretemporada. Se esperan por varias caras nuevas, aunque los únicos confirmados hasta el momento son Corda y el volante Roberto Bochi.

En contrapartida, ya no estarán Ignacio Huguenet, Leonardo Ferreyra, Rodrigo Mazur, Facundo Erpen, Alexis Niz, Gustavo Villarruel, Alexis Cuello, Agustín Gómez, Alejandro Faurlin, Matías Godoy y Emiliano Endrizzi.

Mientras que Hugo Vera Oviedo, Lucas Landa y Martín Comachi deben presentarse a entrenar aunque es posible que sigan sus carreras en otras instituciones.

La Voz

Más Noticias