abril 20, 2024 11:54 pm

La economía cayó en octubre 0,8% mensual, pero terminaría el año creciendo más del 10%

Después de cuatro meses de crecimiento mensual ininterrumpido, la actividad económica cayó en octubre 0,8 por ciento mensual.

El dato lo aportó este jueves el Indec, a través del Estimador Mensual de la Actividad Económica (Emae), un indicador que suele adelantar la tendencia que mostrará luego el producto interno bruto (PIB).

Este indicador arrojó un crecimiento interanual de 6,7 por ciento, mientras que el acumulado de los primeros 10 meses del año mostró una suba de 10,4 por ciento respecto al mismo período del año pasado.

Teniendo en cuenta que en 2020 el PIB cayó 9,9 por ciento, el aumento acumulado del período enero-octubre adelantó la posibilidad que la economía argentina termine este año con una expansión superior al 10 por ciento, una noticia positiva en comparación con las expectativas existentes a inicio de este año.

En octubre crecieron 11 de los 15 sectores productivos relevados por el Emae, entre los que se destacaron rubros como Hoteles y restaurantes con una mejora del 61 por ciento interanual.

También crecieron Minas y canteras ( 17,7 por ciento), Transporte y comunicaciones (11,9 por ciento) y Administración pública (11,7 por ciento). Pero el mayor aporte lo hizo Industria (4,9 por ciento).

Menos saldo comercial

Paralelamente, el Indec presentó el informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA), según el cual en noviembre el país exportó por 6.164 millones de dólares y realizó importaciones por 5.767 millones de dólares.

Esto dio como resultado el saldo comercial más bajo del año, con 397 millones de dólares.

El acumulado de los primeros 11 meses arrojó exportaciones por 71.320 millones de dólares e importaciones por 56.968 millones de dólares.

Esto dio como resultado un saldo positivo de 14.352 millones de dólares, 11,3 por ciento por encima del mismo período del año pasado y el registro más alto de la última década.

Sin embargo, hay que aclarar que esto es resultado de una fuerte política de contención de las importaciones por parte del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, dada la escasez de dólares que tiene el Banco Central.

La reducción en el saldo comercial registrado en noviembre no plantea buenas expectativas hacia adelante.

La consultora Abeceb proyecta que las exportaciones finalizarán el año en torno a los 77.000 millones dólares, con un incremento interanual de 40 por ciento, en buena medida gracias al “boom” de precios de commodities y la recuperación de las manufacturas de origen industrial (MOI), traccionadas por Brasil.

Pero 2022, por ahora, no se muestra tan benigno. Primeramente, porque los precios de las commodities no serán tan buenos como en este 2021, a lo que se suma un menor crecimiento de la economía mundial por la normalización monetaria y el retiro de estímulos en Estados Unidos, lo cual fortalecerá el dólar contra los alimentos.

De hecho, la consultora proyecta “un escenario de precios similar al de 2019″, con lo cual las exportaciones agrícolas podrían reducirse a 45.200 millones de dólares.

También proyecta una mayor demanda de crudo por parte de las refinerías, con lo cual se acotarían los márgenes para la exportación.

Paralelamente, pronostica una menor demanda del resto de las exportaciones argentinas.

En este marco, proyecta para 2022 exportaciones por 74.500 millones de dólares, tres por ciento menos que este año.

“Con estos niveles de exportación y (mantenimiento regulado del cepo mediante) volveremos a mostrar un superávit comercial (de Aduana y Cambiario) interesante pero que ya no será de cinco cifras como en el trienio 2019-2021 sino que se ubicaría en torno a los 8.500/9.500 millones de dólares en 2022″, señaló.

La Voz

Más Noticias