abril 14, 2024 7:27 am

Viajes de egresados: los infectados con Covid que no pueden volver de Bariloche

La nueva ola de coronavirus en el país complica el regreso de muchos estudiantes cordobeses que están de viaje de egresados en San Carlos de Bariloche y contrajeron Covid 19. Los casos de contagios se multiplican en esos grupos en los últimos días y ya generan un alerta en la propia Bariloche.

Aunque arribaron de regreso a diferentes ciudades de Córdoba distintos contingentes, otros deben esperar aislados en hoteles de aquel destino patagónico.

La situación tiene doble impacto: por un lado, para los contagiados y sus grupos que entran en riesgo; por el otro, para las ciudades a los que llegan de regreso porque pueden implicar un foco multiplicador de más casos.

La suba de problemas llevó además a que se reprogramen los viajes a la ciudad de Bariloche previstos para los próximos días. El secretario de Turismo de esa ciudad, Gastón Burlon, explicó que hace tres días los casos empezaron a subir en forma notoria y que por eso pidieron ya a las empresas de turismo estudiantil que, al menos por los próximos seis días, reprogramen las entradas de delegaciones a la ciudad.

El funcionario dijo que la idea es hacer un recambio completo de la burbuja estudiantil y darle tiempo a los que están aislados a que se recuperen. También precisó que por el momento la cifra de infectados representa al 12 por ciento de los seis mil chicos que están en esa ciudad con viajes de egresados. “La situación está controlada. Están casi todos asintomáticos”, señaló.

En Córdoba, en tanto, el presidente de la Asociación Cordobesa de Agencias de Viajes, Gustavo Peralta, indicó a La Voz que con esta medida el municipio de Bariloche le da la libertad a los operadores turísticos a que si ellos consideran la necesidad de reprogramar las salidas, lo puedan hacer. “Pero no es que las está prohibiendo”, aclaró.

Peralta dijo que ya quedan pocos grupos por viajar. “En nuestro caso quedará una entrada más. Casi todos los operadores ya están con los coches regresando de Bariloche”, señaló.

Unos vuelven, otros se quedan

Entre los cordobeses, uno de los casos más llamativos ocurrió con un grupo de estudiantes de Pozo del Molle. Este martes salieron de regreso solo los estudiantes que dieron negativo en el test de Covid en Bariloche; el resto debió quedarse en el hotel, en principio hasta el 4 de enero. Los que arriben a Pozo del Molle serán hisopados al llegar y aislados hasta el 1 de enero.

“El Gobierno de Río Negro ha cerrado los hoteles con los estudiantes adentro”, dijo uno de los padres. El problema, reconocen los familiares de los estudiantes, es que deben hacerse cargo de los gastos de hotel por cada día de más de permanencia.

También atraviesan una situación similar unos 60 estudiantes de dos colegios de Las Varillas. Aunque debían regresar este martes, aún permanecen en Bariloche, negociando la vuelta a Córdoba. Ocurre que la mitad del grupo contrajo Covid, por lo que están aislados en distintas habitaciones, y quieren evitar que compartan el colectivo de regreso con los negativos.

“Los infectados están cursando la enfermedad con síntomas leves”, dijo el intendente de Las Varillas, Mauro Daniele.

Ante esta situación este lunes hubo una votación en reunión de padres, que por mayoría decidieron que regresen todos los estudiantes y no solo los negativos.

“La empresa que los trae haría un retiro general, quizás poniendo a los positivos en un micro y a los negativos en otro”, anticipó una fuente. Una vez en Las Varillas todos serían aislados en un hotel local apenas arriben.

Más casos

En la madrugada de este martes llegó a la terminal de ómnibus de San Francisco un contingente de 26 estudiantes que regresaron de Bariloche, de los cuales 19 se encontraban ya con diagnóstico positivo de Covid-19, por lo que deberán permanecer en aislamiento.

A estos positivos se les suma uno más detectado el lunes, donde se testeó a jóvenes que formaban parte de otros cuatro contingentes arribado a esa ciudad. Sus contactos, asimismo, quedaron aislados.

El último jueves se habían realizado alrededor de 300 testeos y también se detectó solo un caso positivo, por lo cual el contingente que compartía el colectivo -unas 58 personas- debió quedar aislado por 12 días.

En Río Tercero, en tanto, un contingente de estudiantes que está en Bariloche está también complicado. Los primeros datos indican que 45 de los 60 que viajaron tendrían Covid-19.

A la vez, unos 16 estudiantes de Río Cuarto, que pertenecen a un grupo de 37 que viajó a Bariloche el 18 de diciembre, permanecen en una hostería, aislados por Covid-19. “Cuando viajaron no había casi casos, se disparó todo la semana pasada. Los no contagiados volvieron este lunes, a los demás los trasladaron a una hostería donde están más cómodos, con espacio al aire libre. Ninguno necesitó internación. Esperamos que los dejen volver el 30 para pasar las fiestas en familia”, dijo Ana, madre de uno de los afectados.

Ese grupo de jóvenes egresó en 2020 del secundario y tenían contratado un viaje a Camboriu pero por la pandemia habían suspendido el viaje. “Este año nos ofrecieron Bariloche y aceptamos, nunca nos imaginamos que esto podía pasar. Ellos dicen que están bien, tienen un médico para ellos. Pero uno como padre se preocupa. Cuentan que Bariloche está lleno de casos”, agregó la mujer.

En Villa María, con controversia

En la primera mitad de diciembre la mayoría de las promociones de colegios secundarios de Villa María coincidieron que viajaron a Bariloche. Algunas compartieron incluso hoteles, excursiones y colectivos.

Todos dieron negativo en los hisopados que se hicieron al partir. Al regreso, hubo algunos casos positivos entre estudiantes y adultos que los habían acompañado. Pero por los contactos mantenidos, se decidió indicar aislamiento para decenas de estudiantes.

El municipio pudo advertir, con los días, que tras haber dado negativo en los testeos algunos contactos estrechos no guardaron el aislamiento. Y advirtió que podría tomar medidas de restricciones ante estas situaciones. También generó molestia que un alumno viajó sin estar vacunado, cuando era exigencia ese paso.

Por otro lado, en Villa María se dio el caso de una escuela primaria cuyos alumnos de sexto grado se fueron de viaje de estudios a Carlos Paz. Al regresar, todos dieron diagnóstico negativo al descender del colectivo. Sin embargo, a los pocos días, tres estudiantes dieron positivo.

Reclamos cruzados

Padres de un colegio de Embalse denunciaron malos tratos y condiciones deficientes en el aislamiento que está atravesando el grupo de 12 estudiantes que resultó positivo de coronavirus, en medio del viaje de egresados a Bariloche. El plan original era Brasil, pero el destino se redireccionó por la situación de pandemia.

Por protocolo, los chicos contagiados deberán culminar el proceso de aislamiento en el hotel en el que se encuentran, hasta el 4 de enero. No podrán volver con el resto del contingente, este miercoles. Y están aislados desde el 25.

“Pedimos un lugar adecuado, ventilación, buen trato, sin presiones”, apuntó Abel Gerardi. Consideraron que la empresa no da respuestas y que pagaron un seguro de ocho mil pesos.

Vanina Vera, mamá de dos mellizas del mismo colegio, contó una situación diferente. Dijo que una de sus hijas, resultó negativa y pudo realizar todas las actividades con normalidad; y que la otra, positiva, deberá regresar el 4 de enero. Contradijo al otro grupo y sostuvo que los chicos están transcurriendo en buenas condiciones el aislamiento y que habían firmado una cláusula, antes de la partida, aceptando que, si se contagiaban, debían pasar la cuarentena sin salir de Bariloche.

La Voz

Más Noticias