febrero 3, 2023 11:50 pm

Mobbex desembarca en Colombia, Paraguay y España, y se alista para Estados Unidos

La inflación en los países desarrollados está generando oportunidades de negocios para las empresas argentinas, más habituadas a navegar en las aguas turbulentas de los aumentos de precios. Esta es la puerta abierta por la que está entrando a Europa la tecnológica cordobesa Mobbex.

La firma encabezada por el pampeano Román Sarria desarrolla soluciones como agregadores de pago (a través de su unidad de negocio Fresa) y un gateway (pasarela) integral de pagos.

Recientemente, acaba de lanzar una nueva unidad de negocios, Suga, una solución que permite a las empresas armar su propia fintech, un conjunto de soluciones que facilita la implementación de servicios financieros online, como emisión de tarjetas, billeteras de criptomonedas, open banking y financiamiento con un scoring crediticio automatizado e integrado al e-commerce del cliente.

La empresa contaba con operaciones en Argentina, Chile, Uruguay y México. Acaba de empezar a trabajar en Colombia y en los próximos días desembarcará en Paraguay.

En el mercado latinoamericano, donde estas tecnologías están en los inicios, sus principales competidores son los mismos con los que ya pelea espacios en Argentina, que son las tecnológicas Pomelo y Geopago.

Pero, paralelamente, está dando sus primeros pasos en mercados más consolidados y donde la competencia es mayor y más madura. Ya puso un primer pie en España (para las empresas tecnológicas argentinas es considerada la puerta de ingreso a Europa), donde comenzará a operar a finales de este año, y tiene previsto el desembarco en Estados Unidos a partir de marzo de 2023.

“En España, venimos trabajando desde hace un año y medio, pero se aceleró todo ahora con la inflación. Los países desarrollados están demasiado acostumbrados a la estabilidad; crecieron en innovación, pero cuando aumentó la inflación, se encontraron con que no estaban preparados; en esto, los argentinos tenemos una agilidad mucho mayor para adaptarnos a escenarios cambiantes”, explica Sarria.

Por ejemplo, explica, una de sus soluciones con las que encontró más demanda son los módulos de financiamiento en cuotas para los comercios. En general, en países como Estados Unidos, siete de cada 10 consumidores tienen tarjetas de crédito; luego de cuatro décadas de estabilidad en los precios, los negocios de estos mercados habían dejado de preocuparse por cómo financiar sus ventas.

La inflación en Argentina hace que florezcan las empresas de finanzas virtuales. “La Cámara Argentina de Fintech tiene 190 socios, están preparadas para ingresar 25 y tiene pedidos para asociarse de más de 70 startups; en los mercados latinoamericanos donde estamos ingresando apenas tienen una veintena de fintech”, agrega Pablo Garriga, director de Marketing de Mobbex.

Unir lo físico con lo virtual

Una de las principales tendencias que Sarria observa es que las empresas comenzarán a fusionar sus operaciones en el mundo físico con las ventas en el ámbito virtual.

Por eso, acaba de sellar una alianza con la internacional Ingenico para lanzar su propia línea de terminales de pago (POS) con marca Mobbex, que se integran a sus soluciones de pagos virtuales. Ya consiguió la homologación de estos aparatos y ahora prepara el lanzamiento para el próximo mes.

“El principal problema que tienen las empresas que ya avanzaron en la transformación digital es que no pueden lograr que interactúen las ventas físicas con las operaciones que se hacen en la virtualidad, porque tienen softwares y dispositivos diferentes”, resalta.

Las ventas del negocio físico seguirán siendo más grandes que las hechas con el e-commerce. Pero lo que sucedió durante la pandemia de Covid consolidó el avance del comercio virtual, y ahora las empresas deben fusionar la administración de ambos mundos por una necesidad de ahorro cada vez más acuciante.

Nacida en Córdoba en 2016, la firma atiende a 70 mil clientes, que registran un promedio de permanencia de 40 meses.

La tecnológica cuenta con 40 empleados y sede en Ciudad Empresaria. Según el CEO de Mobbex, ingresan al equipo cerca de dos a tres personas por mes, y el nivel de rotación (el principal problema que tiene la industria tecnológica local) llega al 30% en el área de desarrollo de software.

La Voz

Más Noticias