febrero 5, 2023 11:06 am

Un ladrón “educado”: le robó toda la recaudación, se disculpó y se despidió con un beso

Si bien es un hecho que sucede a diario en el país, en el marco de una creciente inseguridad, este asalto tiene tintes insólitos y casi cómicos. Un joven delincuente ingresó a una pescadería de la ciudad bonaerense de Quilmes, le exigió a la empleada la recaudación y se despidió con un beso. “Lo necesito, ma”, justificó.

Le robó toda la recaudación, se disculpó y se despidió con un beso

El ladrón, con la cara parcialmente cubierta y supuestamente armado, entró al local simulando ser un cliente. Inició la conversación pidiendo un precio, pero inmediatamente terminó confesando que era un asalto y exigió toda la recaudación.

La dueña de la pescadería, sin terminar de comprender el hilo de la conversación, trató de explicarle al joven que no estaba bien lo que hacía: “No podés”, le dijo en varias oportunidades. Y le cuestionó: “¿por qué hacés esto?”.

Luego de alzarse con toda la recaudación y un celular, el ladrón se despidió de su víctima con un beso, y se justificó: “Lo necesito, ma. Ya sé que no puedo pero lo necesito”.

La mujer, descolocada por la situación, no se resistió y le entregó todo.

“Porque lo necesito. Quedate tranquila, ya está”, volvió a justificarse él, tras lo cual escapó del lugar.

La Voz

Más Noticias