enero 27, 2023 11:42 am

Unas “madrecitas” que matan mosquitos: estudian la cría de peces nativos para frenar el dengue

La llegada de las altas temperaturas son la campana de largada para la presencia de mosquitos y las enfermedades que transmiten, como dengue, zika y chikungunya, que impactan particularmente en los ámbitos urbanos.

En este marco, un proyecto de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) -en la Ciudad de Buenos Aires- utiliza peces nativos para disminuir la población de estos insectos en su fase de larvas acuáticas y así reducir la proliferación de enfermedades.

Según explicaron desde la casa de estudios, la iniciativa brinda asesoría y materiales de forma gratuita a instituciones que tengan estanques, piletas y otros tipos de cuerpos de agua donde se podría criar y reproducir el mosquito Aedes aegypti.

MULTIPLICAN LA LUCHA CONTRA EL #DENGUE CON #PECES NATIVOS
Buscan reducir la población del #mosquito #Aedesaegypti en CABA
🔍https://t.co/ONkOFf0yPh #UBA #FAUBA #SLT #caba @FAUBA_oficial @UBAonline @msalnacion @AmbienteNacion @UBAposgrados #larvas #nativas #controlbiológico pic.twitter.com/ctJnA827Hn

— SLT-Sobre La Tierra (@SLT_Divulgacion) October 19, 2022

LA PRESENCIA DEL DENGUE EN ARGENTINA

De acuerdo a la universidad, en 2016 hubo 42.000 casos y en 2020 la cifra trepó a casi 60.000.  Si bien este año no se esperan grandes precipitaciones, se puede llevar a cabo tareas preventivas.

“Es necesario llevar adelante políticas y medidas preventivas contra la enfermedad y el mosquito que la transmite”, explicó Alejandro Koko López, docente de la cátedra de Acuicultura de la FAUBA.

El docente explicó cómo evoluciona esta enfermedad. “Antes de ser un mosquito, el insecto vive en el agua como larva. Los baldes y los cacharros se tienen que dar vuelta par a que no acumulen agua”, sostuvo.

La iniciativa usa especies como Jenynsia lineata y Cnesterodon decemmaculatus, comúnmente llamadas Madrecitas.

Y agregó: “Sin embargo, existen espacios que no se pueden vaciar ya sea porque contienen un gran volumen de agua o porque sirven para regar. La iniciativa que llevamos adelante desde la cátedra apunta a usar el control biológico del mosquito en aguas de uso productivo o recreativo”.

PECES PARA COMBATIR MOSQUITOS

El proyecto se basa en ‘sembrar’ peces nativos que se alimentan de las larvas del mosquito en estanques, fuentes o piletas. “Usamos especies nativas que están adaptadas a este tipo de ambientes y resisten una gran diversidad de condiciones ambientales y requieren muy poco esfuerzo de mantenimiento”, detalló.

Además, al consumir la micro fauna de los ecosistemas acuáticos, no requieren alimentación suplementaria. Así, mientras viven, pueden mantener a raya la población de mosquitos en un ambiente acuático pequeño.

Es una estrategia de largo plazo y en el caso de un pez adulto, puede consumir hasta 100 larvas por día.

BENEFICIOS

Entre algunos beneficios de basar el proyecto en el control biológico con especies nativas, se puede bajar el uso de insecticidas y repelentes. “Atacar a las larvas en un sistema acuático determinado es más efectivo que perseguir a los mosquitos en su fase adulta”, remarcó.

La idea es reducir la población de larvas a cero. “Si bien existen compuestos químicos para controlar a las larvas, son caros y requieren una aplicación constante. Por otro lado, al utilizar peces nativos no ponemos en peligro a las otras especies del ecosistema”, concluyó.

The post Unas “madrecitas” que matan mosquitos: estudian la cría de peces nativos para frenar el dengue first appeared on Infocampo.

Más Noticias