enero 31, 2023 7:30 am

Gran Hermano: momento de tensión entre Juan y Marcos y la insólita “amenaza” de Holder a los medios

Cuando faltan pocas horas para la gala de eliminación que dejará al primer participante afuera de Gran Hermano, la tensión en la casa va en aumento.

Eso quedó en evidencia cuando en medio de una actividad grupal hubo un fuerte cruce entre Marcos, el tranquilo estudiante de abogacía oriundo de Salta, y Juan Reverdito, el taxista de 44 años que se posicionó como uno de los líderes (o al menos una suerte de vocero del grupo autodenominado Los Monitos).

¿El motivo? Algo en apariencia menor: cuando Juan estaba relatando una anécdota, Marcos se levantó a buscar un vaso de agua.

“Te lo digo de onda… estaría bueno que cuando esté hablando, vos estés acá prestando atención. Te lo digo de onda, porque yo te voy a escuchar si vos hablás no me voy a levantar e irme a buscar agua”, le cuestionó Juan, visiblemente molesto y delante de todos.

Lejos de quedarse callado, el salteño rompió con su molde y se le paró: “¿Cuál es tu problema? No entiendo… ¿Tanto te cuesta entender que me fui a servir agua?”.

“Que tenés que tener más personalidad y ser más educado. Estuviste sentado mientras todos hablaban, empecé a hablar yo, te levantaste y te fuiste”, replicó Reverdito levantando la voz.

Lejos de callarse, Marcos retrucó: “¿No tengo personalidad? Personalidad no tenés vos, que hablás mal de todos y no lo decís en la cara”.

“Estás equivocado, yo no hablo mal de nadie”, lo corrigió Juan, pero Marcos se mantuvo en su postura: “Tenés 42 años, ya podrías demostrar”, lo picó.

Ahí el taxista perdió la paciencia y cerró la discusión: “Perfecto, el domingo te vas”.

Holder y su ¿advertencia? a los medios: “No me llamen”

Un rato después de ese momento, Juan Reverdito quedó solo en el cuarto con el polémico Tomás Holder, que es uno de los nominados, junto a Marcos Ginocchio y Agustín Guardis.

“Y si no zafo porque la gente no me quiere… yo no los querré afuera, hijos de…”, empezó diciendo, medio en broma, ¿medio en serio?, el polémico rosarino.

En esa línea, dejó un mensaje para los medios y programas de televisión: “Yo si yo mañana salgo de acá, no me inviten de ningún programa porque no pienso ir, aviso eh. Me voy a casa con mi novia, no me rompan las pelotas”.

Luego ironizó sobre las preguntas qué le harían los periodistas y cuál sería su respuesta: “´Tomás fuiste el primer eliminado en la casa porque tu grupo se cagó en vos y no te salvó, ¿cómo la ves?´ Fue una semana muy linda, mucha convivencia, comí rico, ahora vuelvo, me arranco a pinchar todo de vuelta, el que no se pincha no se hincha, y después en el verano me voy a Pinamar. Ya está, esa es mi vida.”

Pero tras eso, trató de seducir a la audiencia para que no lo voten: “Pero, si quedo en el casa de Gran Hermano, arranca el verdadero juego: 2 (por él y Juan) contra 15 personas. ¿Cómo la ven, les gusta la idea? Ojo, 2 contra 15 nunca antes visto. Va a estar lindo ser el enemigo público de la casa”.

La Voz

Más Noticias