enero 31, 2023 8:14 am

Ricardo, el “director sustentable” que educa a sus alumnos de primaria en reciclado, en huerta y en vivero

Ricardo Rigonato (55) lleva en su ADN el trabajo rural. Es maestro de grado. En cada espacio que le tocó ocupar siempre trató de dejar su huella y educar a sus alumnos y alumnas en valores vinculados al cuidado del medioambiente, de la ecología, del reciclado y del trabajo de la tierra.

Canal especial. Todo lo publicado sobre Héroes y Heroínas Cotidianos

En plena pandemia de Covid-19, rindió un concurso docente y ganó la dirección de la escuela primaria Osvaldo León, una de las más populares del barrio Santa Isabel 2ª Sección, en la zona sur de la ciudad de Córdoba.

En menos de dos años, logró cautivar a su alumnado –de más de 530 chicos y chicas– con una multiplicidad de proyectos que van desde una huerta y un invernadero hasta programas de reciclado, compost y radio escolar.

“Esta propuesta pedagógica es posible gracias al esfuerzo de todo el equipo docente, de maestras y maestros de jornada extendida y de personal del comedor y del Paicor”, enumeró el hombre a La Voz.

Si bien tomó el cargo en 2020, recién en 2021 pudo volver al colegio de forma presencial para poner en funcionamiento la multiplicidad de proyectos que hoy están en plena ejecución y no paran de crecer dentro de la comunidad escolar.

Una de las problemáticas de la zona está vinculada a los basurales. Observar esa realidad impulsó a Ricardo y a su equipo docente a darle forma al proyecto de reciclado con el objetivo de reutilizar lo que otros descartaban. Esa acción, además, ayuda a “limpiar el ambiente”, sostienen desde el establecimiento educativo.

“El proyecto de reciclado y de producción de plantas tiene una fuerte preocupación en el cuidado del medioambiente. Además, les enseñamos un oficio a nuestros alumnos y colaboramos con las economías familiares de ellos en caso de que en sus viviendas decidan producir plantas, por ejemplo”, detalló Rigonato, y prosiguió: “Dentro del reciclado, estamos con la producción en un vivero. Usamos botellas de gaseosas o vasos de telgopor como macetas. Las plantas las hacemos con restos de poda o esquejes. Y las paredes del invernadero, con botellas de plástico”.

Tanto Rigonato como Mabel Besso, la vicedirectora del establecimiento, entienden que la propuesta educativa tiene una impronta que cautiva a sus alumnos de entre 6 y 12 años.

“No conocemos otras instituciones públicas que tengan esta misma metodología. La recepción del alumnado es muy buena con nuestras iniciativas escolares. Los motiva. Bajan a la práctica contenidos aprendidos en las materias”, dijo Besso, a lo que Rigonato agregó que también “ayuda a mejorar la asistencia escolar”.

Formar a los alumnos en emprendimientos

Para que todo el alumnado aprenda, los proyectos son coordinados por los distintos maestros y maestras de grado.

Para ilustrar, el proyecto de reciclado está encabezado por el quinto grado del turno tarde. Paula, la docente a cargo, dijo que están haciendo las paredes del invernadero con botellas de un litro, de litro y medio y con botellones de cinco litros.

“Esos son los elementos que usamos. Y para unir las botellas y conformar las paredes, utilizamos una pistola de calor”, contó la maestra, y reflexionó sobre la propuesta educativa: “La impronta que la dirección les da a los distintos proyectos hace que nuestros alumnos tengan un sentimiento de pertenencia. No salen a jugar a la huerta, por ejemplo, sino que entienden que puede ser un oficio. Además, muchos de los conocimientos teóricos que aprenden luego los abordamos desde el área de lengua”.

Todos los proyectos en ejecución buscan formar potenciales emprendedores y generar un cambio social para transformar la realidad.

Una huerta con muchos colores

Desde la dirección de la escuela buscan que todo el alumnado entienda que se pueden sembrar y cosechar los propios alimentos siempre y cuando se cuente con una porción de tierra para trabajar una huerta.

En el Osvaldo León, esa actividad es una de las que tienen más adhesión. Martina, Kevin y Thiago van a quinto grado y, entre medio de rabanitos, chauchas y lechugas, ponderan la actividad escolar.

“El trabajo que hacemos acá es testimonial y sirve para que ellos luego trasladen los conocimientos en sus propios hogares”, recalcó el director, y añadió: “Queremos que aprendan de dónde vienen los alimentos. Defendemos esta posición”.

En el marco de este proyecto, también iniciaron su propia compostera orgánica, aunque todavía no tienen en abundancia tierra abonada para usarla en el vivero y en la huerta.

Candidato a Cordobés del Año

En 2014, Rigonato fue candidato a Cordobés del Año, un concurso que hacía La Voz. En esa época, estaba en un colegio urbano-marginal de Villa El Libertador, y había sido propuesto por la comunidad por crear una cooperativa para que exalumnos pudieran tener una salida laboral en la producción de carbón, de plantas y de frutas y verduras.

“Todo aquello que signifique trabajar con las manos los motiva”, supo decirnos tiempo atrás.

Consultado sobre esa candidatura, el director del ahora Osvaldo León dijo que fue una “experiencia hermosa” puesto que la propuesta había surgido desde la comunidad, reconociendo la tarea que llevaba adelante.

Desafíos a futuro en la escuela de Santa Isabel 2ª Sección

De cara al receso estival, Rigonato detalló que ahora están planificando cómo continuarán manteniendo los proyectos en ejecución durante las vacaciones de verano.

“Una de las opciones que manejamos es turnarnos para venir a regar la huerta o el vivero. Otra es distribuir la producción de plantas entre las familias”, explicó.

Colaborar con la propuesta escolar

Las personas que estén interesadas en los proyectos que se llevan adelante en la primaria Osvaldo León pueden colaborar donando botellas de plástico y tierra abonada. Las autoridades reciben los insumos en las instalaciones del colegio, ubicado en Río Colorado esquina Luyaba, en la zona sur de Córdoba.

“Necesitamos botellones de agua mineral para terminar las paredes del invernadero. También, tierra abonada, nailon y herramientas de mano como palas. Todo aporte suma”, concluyó el director.

Cómo podés ayudarnos a encontrar Héroes y Heroínas Cotidianos

Desde La Voz, nos hemos propuesto reflejar historias cordobesas simples, de almas generosas, que con pequeños gestos diarios marcan la diferencia.

Todas las semanas, encontrarás una nota que puede ser la de tu familia, de un amigo, de un vecino, de alguien de tu escuela, de tu barrio. Si creés que con lo que hace es tu “héroe o heroína cotidiano”, podés contarnos y contactarnos por mensaje privado en nuestras redes en Facebook, en Instagram o en Twitter.

O si querés mandarnos un texto a través de un e-mail, podés hacerlo a edidigital@lavozdelinterior.com.ar.

La Voz

Más Noticias