febrero 3, 2023 10:58 pm

Camilú, de la falsa ilusión de fama instantánea en redes a apostar por sus canciónes y el mundo real

Camilú llega a Córdoba para presentar su segundo disco, Que me duela, y con una parábola interesante para contar su carrera artística.

Ella, como tantas otras miles de chicas, empezó subiendo versiones a sus redes sociales con una repercusión enorme, pero comprobó que todo lo que brillaba en el plano virtual no tenía necesariamente un correlato en el mundo real. Así, optó por apostar por hacer su propia música, encontrar su voz, y esa balanza se invirtió.

Ella es oriunda de Puerto Madryn, y a los 18 (ahora tiene 24) se fue a vivir a Buenos Aires con la idea de estudiar Fonoaudiología. Pero rápidamente, a los siete meses, la música ganó la pulseada.

En eso, sí fueron claves las redes sociales y el impacto que tenían los videos que subía interpretando covers. Pero eso no tenía sustento como para hacer una carrera más profesional.

“Fue traumática esa etapa, porque lo que tenía construido lo tiré ‘a la basura’. Salía los fines de semana a tocar por bares, haciendo cumbia, reguetón… viajaba sola y no me sabía manejar bien: a veces me gastaba en el taxi lo que me pagaban”, recuerda.

Muchos likes, pero poca gente

“Mucha gente piensa que porque tenés 100 mil seguidores en las redes sociales ya vas a llenar un teatro… no tiene nada que ver una cosa con la otra. Yo en mi mejor momento de Instagram, un video tenía 40 mil likes y hacía una fecha y no me iba a ver nadie, tres personas. Es que no me consumían como artista, sino algo más inmediato de redes nomás”.

Hoy, varios años después, bajaron las reproducciones en esa plataforma (“enloqueció su algoritmo, además”), pero creció el proyecto: hace fechas y vende entradas, y antes que era gratis, no la iban a ver.

“Me empezaban a llamar más casi como influencer. Yo no creía que existía la posibilidad concreta de dedicarme a la música, aunque me encantaba. La carrera es súper difícil pero yo siento que me tocó en un buen momento. Mi mamá, por ejemplo, siempre hizo música y nunca se le ocurrió dedicarse a eso. En otro momento era más difícil ser artista, si no tenías a alguien cercano que te pueda dar una mano”.

Cuando la cosa empezó a funcionar, ella abrazó al hecho de componer sus propias canciones, algo que le apasiona. “Hoy, en vez de pedirme covers me piden mis temas”, grafica.

–”Qué me duela”, tu nuevo disco, va más por el lado del pop pero con un híbrido con parte de la sonoridad actual.

–A mí siempre me gustó la balada, la historia, el cantautor que sale a contar por qué escribió esa canción que la defiende con una guitarra, siempre fue esa mi búsqueda. En mi casa se escuchaba mucho tango, balada, folklore. Y yo fui por Kani García, Ismael Serrano, Vanesa Martín, Abel Pintos. No me sensibiliza tanto la música urbana, aunque escucho también lo que hoy suena, reguetón, trap, y ese tinte también se ve en mi música.

–Con Ismael Serrano llegaste incluso a tocar con él, en el Festival Únicos.

–¡Sí! Cantamos primero juntos, algo que me marcó como un reconocimiento enorme para mí. Fue algo que me hizo pensar que vale la pena transitar este camino que a veces cuesta lidiar con la incertidumbre, la ansiedad y más con este estilo de música. Y después me invitó a abrir para él en La Plata y en el teatro Ópera de Buenos Aires. Una locura cantar para ese público, que es exigente, pero fue hermoso.

Ahora, su próximo sueño es hacer un feat con Abel Pintos. “De hecho ya estoy escribiendo las canciones, no sé qué tan lejos está de suceder eso (risas). Siempre estoy soñando y proyectando, pero también estoy muy feliz con todo lo que estoy haciendo”.

Para ver

Camilú se presentará este viernes 4 de noviembre en Quality Teatro. Entradas, de 2800 a 3920 pesos en ticketek.com.ar.

La Voz

Más Noticias