enero 29, 2023 12:48 pm

Lanzan en Córdoba cinco satélites experimentales diseñados por estudiantes

Desarrollá tu propio satélite. Así podría haberse llamado el certamen que organizaron el Ministerio de Ciencias y Tecnología de la Nación y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) para despertar interés científico entre los estudiantes secundarios.

Denominado como competencia Can-Sat, por que los satélites no deben superar el tamaño de una lata de gaseosa (en inglés lata se dice can), cinco grupos de estudiantes seleccionados entre 4.500 jóvenes de todo el país pusieron a prueba sus desarrollos tecnológicos.

Dos de esos grupos ganadores son de la provincia de Córdoba. El certamen es impulsado además por las principales agencias espaciales del mundo, como la Nasa de los Estados Unidos y la Agencia Espacial Europea (Esa, según sus siglas en inglés)

Este martes en la sede de Conae en Falda del Cañete se realizaron los lanzamientos de los pequeños satélites que alcanzaron los 300 metros de altura y volaron por algunos minutos recoletando datos e información.

Satétiles experimentales

El objetivo que tenían era el de monitorear “variables atmosféricas, gases contaminantes y controlar fenómenos que afectan a la producción agrícola, como el granizo”, explicaron desde Conae.

En el certamen se anotaron 850 grupos de escuelas secundarias de toda la Argentina. Los dos grupos cordobeses seleccionados fueron ElectroSix, del Instituto Técnico San José de la ciudad de Justiniano Posse, y GVie, del Instituto Técnico Salesiano Villada de la ciudad de Córdoba.

Completan la lista de los cinco proyectos seleccionados Caelus, de la Escuela Técnica N°9 Ingeniero Luis A. Huergo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Meraki, de la Escuela Provincial de Educación Técnica N° 3 de Formosa; y Ad Astra, de la Escuela Provincial de Educación Técnica N° 18 de Misiones.

Cada uno de los satélites fue construido por un grupo a partir de un kit entregado por la Conae. Además fue lanzado por la empresa Skytec y monitoreado por una estación terrena que se montó en Falda del Cañete. Cada equipo pudo seguir el funcionamiento de las herramientas tecnológicas en sus dispositivos.

Misiones

Lo hicieron junto a profesionales de la Conae y docentes de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) que acompañaron el proceso de formación de los alumnos.

Durante su tiempo de vuelo cada Can-Sat tenía dos misiones. La primera fue relevar condiciones atmosféricas como la presión y la temperatura. Además debían enviar esos datos a la estación terrena de manera exitosa.

En segundo lugar, cada pequeño satélite debía cumplir con una misión específica. En el caso de Electro Six, su misión secundaria consistía en medir valores de dióxido de carbono y monóxido de carbono para analizar la calidad y composición del aire.

Acto

Durante la presentación estuvieron presentes el ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Daniel Filmus; el director ejecutivo de la CONAE, Raúl Kulichevsky; y los ministros de Educación y de Ciencia y Tecnología de Córdoba, Walter Grahovac y Pablo De Chiara, respectivamente. También participaron otros funcionarios nacionales y provinciales.

“Necesitamos profesionales que desarrollen su vocación tempranamente por lo espacial y este concurso va en línea con ese objetivo”, dijo Filmus.

Mientras que Kulichevsky apuntó: “Es un privilegio tener la oportunidad de ver el entusiasmo de jóvenes estudiantes con las actividades que hacemos en nuestra agencia espacial, de poder brindarles la oportunidad de iniciarse en este sector y que sepan que pueden hacerlo en la Argentina”.

La Voz

Más Noticias