febrero 5, 2023 10:54 am

Córdoba: ordenan que la Justicia federal siga investigando el crimen de un joven secuestrado

La Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones resolvió que la investigación por el salvaje asesinato del joven Santiago Aguilera, ocurrido en el marco de un secuestro extorsivo hace más de dos meses en el valle de Traslasierra, siga siendo investigado por la Justicia federal.

De esta manera, la Cámara Federal rechazó un pedido de incompetencia que había planteado el juez federal Alejandro Sánchez Freytes, quien entendía que el caso debía ser investigado por la Justicia provincial, y le dio la razón al fiscal federal 1 de Córdoba, Enrique Senestrari.

Así las cosas, la causa seguirá siendo investigada en la torre del Parque Sarmiento.

Secuestro, tortura y crimen

Santiago Aguilera Allende tenía 18 años y era hijo del dueño de un corralón. La familia reside en Paraje Chuchiras, en las afueras de Villa Dolores, en el departamento de San Javier.

El pasado 16 de agosto, fue secuestrado a poco de salir de su casa. Se iba a encontrar con un amigo.

Los captores se comunicaron con su familia y exigieron un rescate de siete millones de pesos para su liberación.

El 21 de agosto siguiente (cinco días después de la desaparición) un baqueano halló de casualidad el cadáver de Santiago. Había sido tirado en un camino a pocos kilómetros de Villa Dolores.

Santiago había sido asesinado con feroces golpes el día anterior, según los forenses.

Como si el espanto no fuera suficiente, los peritos determinaron que el muchacho había sido víctima de torturas.

Por el hecho se encuentra imputado y con prisión preventiva Walter Ezequiel Gil, quien trabajaba para el padre de la víctima.

El 27 de septiembre de 2022, el juez federal decretó la incompetencia federal para intervenir en el caso y remitió la causa a la Justicia provincial.

Entre los argumentos esgrimidos, según pudo conocer La Voz, Sánchez Freytes sostuvo que se trataba de un hecho aislado, que no estaba claro el trasfondo de todo en ese homicidio, que tampoco estaba claro que se trate de una banda dedicada a cometer secuestros, que la víctima no estuvo cautiva de manera prolongada como los casos extorsivos y que no se sabe si había un grupo detrás de todo.

Por su parte, Senestrari se opuso y apeló la decisión ante la Cámara Federal de Apelaciones.

Entre sus razonamientos, el fiscal remarcó que era apresurado tomar esa decisión sobre todo porque la causa está en plena investigación inicial y resta obtener pistas concretas para dar con los autores del hecho.

“No nos podemos cambiar de caballo a mitad del río…”, se escuchó decir desde la fiscalía de Senestrari.

Resolucion de la Cámara Federal de Apelaciones

El juez Eduardo Ávalos, de la Cámara Federal, rechazó el planteo de Sánchez Freytes al entender que era una medida prematura y apresurada.

El magistrado fundamentó su resolución citando un párrafo de una sentencia de la Corte Suprema: “La declaración de incompetencia debe estar precedida de una adecuada investigación por la que se permita individualizar los hechos, las circunstancias de modo y lugar en que habrían ocurrido y las calificaciones que le podrían ser atribuidas”.

Ávalos valoró el planteo de Senestrari y sostuvo: que “aún restan de producirse diferentes medidas de pruebas (informes de Policía Judicial, pericias de aparatos telefónicos, registros de comunicaciones, entre otras) a los fines de profundizar la presente investigación y definir las características de la organización delictiva” que asesinó a Santiago.

“El hecho desplegado, tanto en su faz intelectual como material, no habría sido realizado por una sola persona, sino por varias, las cuales aún no han sido individualizas por la instrucción”, razonó.

Adujo que la causa se encuentra en plena investigación, en búsqueda de otros posibles autores, partícipes, cómplices e instigadores. “No puede conjeturarse fehacientemente la existencia de una figura delictiva que excluya la competencia federal”, razonó.

“Entiendo que la declaración de incompetencia dictada no se encuentra precedida de una investigación que satisfaga la declaración de incompetencia. Vale decir, no refleja un contexto fáctico que permita conocer las circunstancias elementales de las características del asesinato de Santiago Aguilera Allende”, valoró el magistrado.

Acto seguido, Ávalos dispuso que la causa debe ser en manos de Senestrari y que Sánchez Freyres debe profundizar la investigación correspondiente.

La Voz

Más Noticias