febrero 6, 2023 4:09 am

Gracias al dólar “Frank Sinatra”, empezaron a entrar al país modelos de Ferrari, Porsche y Volvo

A mediados de octubre, el Gobierno nacional anunció un nuevo mecanismo para importar al país. Se trata del Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA), que vino a sustituir al Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI).

El nuevo esquema fue dispuesto por la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) en conjunto con la Secretaría de Comercio y se puso en marcha hace apenas dos semanas.

Una de las características del SIRA es que incluye un tipo de operación que la SIMI no permitía: la posibilidad “pagar con dólares propios” por los productos importados.

Ese dólar, según lo denominó el periodista Carlos Cristófalo, es el “Fran Sinatra”.

Los pagos con el dólar “Sinatra” comenzaron a efectuarse la semana pasada y permitieron ingresar, desde la Terminal Zárate, autos 0 kilómetros de marcas de alta gama como Alfa Romeo, Audi, BMW, Land Rover, Porsche y Volvo.

“En muchos casos, se trata de vehículos que se encontraban varados en ese puerto desde hacía más de un año, ante la imposibilidad de conseguir la SIMI necesaria para lograr su liberación y nacionalización, para ser patentados y entregados a los clientes que los estaban esperando”, agrega Cristófalo, en Autoblog.

Cómo funciona

Hasta ahora, los permisos obtenidos mediante SIMI se liberaban cuando el Banco Central autorizaba al importador de autos a girar a su casa matriz los dólares necesarios para pagar la compra del vehículo.

Como explica la nota, el giro de dólares, al tener la intervención del BCRA, se realizaba con la cotización del tipo de cambio oficial (hoy a $ 166,33).

“A mediados de 2018, la Argentina se quedó sin financiamiento externo”, le dijo el empresario Hugo Belcastro a Autoblog.

“Eso implicó que el Banco Central cerrara el acceso de sus reservas a los importadores de autos, lo que generó un desabastecimiento de 0 km en el mercado local y habilitó el resurgimiento de los sobreprecios ante la falta de stock”, agregó el representante en la Argentina de Alfa Romeo, BAIC, Ferrari e Isuzu.

Desde ese momento, varios importadores de marcas premium comenzaron a recorrer los despachos del Poder Ejecutivo buscando ingresar autos sin pedirle dólares al Central.

Sobre esa cuestión, Belcastro fue realista: “Ya sea porque obtienen las divisas de sus casas matrices, porque cuentan con ese dinero por su actividad en Argentina o porque los fondos los aportan los clientes, había muchas marcas dispuestas a pagar las importaciones con dólares propios”.

Sin embargo, durante la pandemia fue difícil conseguir que se aprobara ese plan: había una crisis sanitaria, una crisis económica y una “barrera ideológica” en el Gobierno que no quería aparecer como si estuviera brindando beneficios a los importadores de autos de lujo.

Cambió con Massa

“Eso cambió con la asunción de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía”, afirmó Belcastro.

“Si uno trae un auto de lujo pagado con dólares propios, que no afecta las reservas del Banco Central, son todos beneficios para el país. Ese auto pagará muchos impuestos, porque todos tributan la segunda escala de impuestos internos. También pagará una patente abultada, un seguro carísimo y dará trabajo al servicio de postventa de la marca. Hablamos de un cliente que hasta ahora, ante la imposibilidad de tener ese auto en la Argentina, lo compraba y disfrutaba en Uruguay o Miami. Es decir: se llevaba la plata afuera del país”, explicó.

Como se dijo, Massa escuchó y aplicó un mecanismo en el SIRA, con el que el importador paga el auto “con dólares propios”, lo que lo deja sin la posibilidad de comprar divisas a través del MULC, el CCL o el MEP.

El SIRA recién está comenzando a funcionar y se lo considera en “etapa de prueba”.

Sin embargo, los importadores como Belcastro son optimistas: “Se van a comenzar a sincerar las listas de precios, porque ahora el valor publicado será el que se cobrará realmente al cliente. Se van a combatir los sobreprecios, porque habrá un mayor stock disponible de vehículos. Y el Estado va a recaudar más, pero sin afectar las reservas del Banco Central. Además, el SIRA puede funcionar como prueba piloto para un posible blanqueo que analiza el Gobierno: esto permitiría a muchos clientes utilizar el ‘dólar colchón’ para comprar bienes, aunque todavía no hay nada definido”.

“Ahora, si una Ferrari 296 GTB tiene un precio de lista de 900 mil dólares, serán dólares reales, no los dólares ficticios del Banco Central”, aclaró.

Por qué “Fran Sinatra”

En 1981, cuando Palito Ortega trajo a la Argentina a Frank Sinatra, en medio de la gira se produjo una gran devaluación. El cantante tucumano intentó explicarle a “La Voz” que en nuestro país existían diferentes tipos de cambio.

La idea de “Palito” era hacerle entender que habían cambiado las reglas de juego a mitad de camino. Entonces dicen que el cantante de “New York, New York” agarró la billetera, sacó su dólar de la suerte y le dijo a Palito: “Para mí, existe un solo tipo de dólar. ¿Ves este billete? Me debés un millón iguales a este”.

La Voz

Más Noticias