enero 31, 2023 8:13 am

Reseña de “Tercera persona”, de Valérie Mréjen: volver a nacer

Infiltrada sutil en el mundo de las letras, Valérie Mréjen (París, 1969) evidencia su formación artística en cada uno de los formidables libritos que publica. Tan intensa como desplazada en sus abordajes, la autora construye relatos sobre la base de series, conceptos y procedimientos de íntima relevancia.

Así compuso los retratos fragmentarios de Mi abuelo y El agrio, el monólogo parental de Eau savage o el paseo por la muerte de Selva negra.

La flamante Tercera persona semeja ser la más convencional del conjunto, aunque el juego cerebral destelle ya en el título. El término refiere a la nueva criatura que se añade a la célula estable conformada por dos personas, pero también a la distancia elegida para narrar esa experiencia de maternidad generalizadamente personal e intransferible.

Tercera persona comienza con ese instante extraordinario que es la entrada de los padres a su hogar con un ser extra en la familia. Mréjen evoca esa conmoción cotidiana con descripciones nítidas y un tono entre cómico y melancólico.

Hay cierta exhaustividad en esta cápsula de ternura objetiva, un ánimo de agotar la situación en microrrelatos elípticos: las charlas sobre bebés que se suman en las conversaciones, la atracción de manos extrañas que convoca la criatura, las primeras palabras que salen de su boca, la sorpresa de la madre al pronunciar “mi hija” o al oír “mamá”.

Lo más conmovedor del libro es su despojamiento, cómo a través de la mirada desnuda de la bebé la narradora abandona su yo de juventud para volverse tercera persona: paisaje, generación, alumbramiento.

Tercera persona. Valérie Mréjen. Periférica. 112 páginas. $ 1.950.

La Voz

Más Noticias