enero 29, 2023 12:46 pm

Rodríguez Larreta y Bullrich, con frentes abiertos en la carrera de 2023

Con Mauricio Macri sin revelar aún su juego electoral, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich son las figuras más importantes del PRO que ya se lanzaron a la competencia por la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio.

Aunque no esperaban una carrera sencilla, el último mes del año que terminó dejó preocupaciones impensadas meses atrás. Mientras el Frente de Todos pidió la expulsión de Diputados de Gerardo Milman, mano derecha de Bullrich, por “inhabilidad moral”, el ministro de Rodríguez Larreta, Marcelo D’Alessandro, se pasó el último día hábil de año negando la veracidad de las nuevas filtraciones de su teléfono robado.

El jefe de gobierno porteño, ya de descanso en Villa La Angostura, se reunió vía Zoom el viernes a la mañana con sus colaboradores de más confianza. Tema principal de la cumbre virtual: las nuevas filtraciones de supuestos chats del ministro de Seguridad y Justicia porteño. Marcelo D’Alessandro no participó de la reunión, pero sí mantuvo una charla aparte con Rodríguez Larreta.

Según trascendió, en la cumbre se ratificó la continuidad del funcionario. Horas después le repetían a D’Alessandro la misma pregunta en distintas entrevistas: “¿Va a continuar en su cargo?”. Aunque el ministro respondió que sí, soltó una frase que no disímuló cierto nerviosismo en el larretismo: “Mi renuncia está a disposición, no voy a ser una mochila”.

Las últimas filtraciones son presuntos chats de D’Alessandro con Silvio Robles, funcionario judicial ligado al presidente de la Corte Suprema, Horacio Rossati; con Marcelo Violante, empresario y contratista porteño del acarreo de autos, y con Silvia Majdalani, exnúmero dos de la AFI.

Problemas para Larreta

En el chat con Robles, el colaborador de Rossati aporta indicaciones para el PRO en el litigio con el FDT por la conformación del Consejo de la Magistratura. También hay conversaciones con Robles, relacionadas la puja entre el Gobierno nacional y Caba por fondos coparticipables. Son 19 mensajes los que intercambian.

Los supuestos mensajes entre D’Alessandro y Violante, empresario del servicio de grúas Dakota, hablan, básicamente, de dinero y entrega de sobres. “Ahora tengo 60 verdes y te traje los 50 de Claudio que hace tiempo no te mandaba”, puede leerse. El servicio porteño de acarreo quedó envuelto en una polémica meses atrás cuando trascendió que vencido el contrato, la empresa pagaba sólo 55 mil pesos al mes de canon.

Los chats filtrados son “falsos” y están “editados”, y remarcó el carácter ilegal del contenido por haberse obtenido “mediante el robo de la línea”, se defendió D’Alessandro. El ministro porteño responsabilizó por la nueva filtración al diputado nacional kirchnerista Rodolfo Tailhade, a quien denunció por “espionaje ilegal”.

Tailhade fue vocero de la versión que el kirchnerismo difunde sobre los chats. “Este segundo episodio de filtraciones ocurre después de que (Waldo) Wolf dejara a Patricia Bullrich para pasarse al entorno de Larreta; lo llamó ‘traidor’”, argumentó Tailhade. La versión (temeraria) adjudica todo a la interna del PRO. “Es Patricia contra Horacio que se bombardean sus coroneles”, graficó Tailhade. Los coroneles son D’Alessandro y Milman.

D’Alessandro negó públicamente que estos episodios respondan a una interna del PRO. “¿Esto cómo empieza? El 19 de octubre me roban la línea y a unos cuantos más, a Santilli (Diego), a jueces, fiscales, empresarios. Nos roban la línea y después aparecen los supuestos chats inventados”, explicó.

El ministro de Larreta dijo que Bullrich salió a defenderlo a principios de diciembre, cuando trascendieron los chats y fotos del viaje a Lago Escondido que compartió con un juez, un camaristas, el fiscal porteño, y gerentes del Grupo Clarín, entre otros. Este episodio está siendo investigado por la Justicia federal. También es cierto que Bullrich es muy crítica de la política de seguridad porteña, a la que ve débil ante los piquetes callejeros.

En el kirchnerismo sugieren que la interna del PRO se refleja en los chats entre D’Alessandro y un fiscal ligado que tuvo bajo su órbita una denuncia contra Milman.

Los supuestos mensajes entre el funcionario de Rossati y el ministro de Larreta asoman como un argumento que el Gobierno nacional y los gobernadores harán pesar en la puja por fondos coparticipables, en la que la Corte falló a favor de una cautelar de Caba.

Problemas para Bullrich

Gerardo Milman, que secunda a Patricia Bullrich desde el Ministerio de Seguridad 2015-19, fue puesto en el centro de la escena por la vicepresidenta Cristina Kirchner, el martes pasado al reaparecer en Avellaneda tras la condena en el juicio de Vialidad.

“¿Qué pasa cuando nos enteramos que el señor Milman tiene no sé cuántas señoritas a cargo?”, dijo la vicepresidenta. “No solamente eso: que siendo integrante de la Comisión de Seguridad tenía vinculaciones y contratos con empresas de seguridad”, agregó en relación a servicios de consultoría prestados a empresas que fueron contratistas cuando Milman fue viceministro de Bullrich.

Diputadas del FDT pidieron su exclusión de la Cámara por “inhabilidad moral”. La vicepresidenta también quiere que se investigue a Milman por su relación con grupos violentos antikirchneristas, y su vinculación con el atentado del 1° de Septiembre.

“No me van a encontrar soltándole la mano”, dijo Bullrich de Milman cuando corrió la versión de que el diputado había sido desplazado como jefe de campaña. “Pidió una licencia por su necesidad de cuidarse física y psicológicamente”, agregó, sin embargo, confirmando el apartamiento.

La Voz

Más Noticias