enero 29, 2023 12:42 pm

Cristian Castro y la Mona cerraron el Bum Bum con “¿Quién se ha tomado todo el vino?”

Para las 23.30 del domingo 15, Cristian Castro perfilaba el final de una nueva edición del Festival Bum Bum, el encuentro itinerante que Carlos “La Mona” Jiménez ofrece cada tanto y con él mismo como número central.

A la hora señalada en el párrafo anterior, el popstar mejicano ya había dejado un tendal de inoxidables clásicos del pop romántico en nuestro idioma, y dejaba a la multitud, calculada por los organizadores en 27 mil personas, predispuestas de la mejor manera para recibir a Miranda! y al anfitrión que tiene estatus de leyenda.

Cristian, que llegó a Córdoba en auto por su temor a los aviones, dio cátedra de interpretación encendida ante la carga emocional de las letras de sus canciones.

Cantó como si le fuera la vida en ello, como si lo estuviera haciendo por última vez.

Apareció como si fuera una invocación, con pelo rubio, un traje negro con brillantes y una banda consistente y exultante ideal para pasearse por cualquier clima.

Cristian comenzó con No podrás, filtrando incluso agudos como si fuera un vocalista de metal. Luego siguió con es Es mejor así y con la siguiente alocución “Vamos a darnos un beso con estas canciones. Propongo un beso general a los campeones del mundo”. Lógicamente, tras eso llegó la interpretación de Un beso.

Las baladas Lo mejor de mí, No hace falta y Yo quería llegaron en un medley irresistible.

Lloran las rosas retomó la senda pop de un Cristian Castro que demostró al toque por qué es un ídolo consagrado. Durante su show, el público estuvo absolutamente enloquecido y correspondió su performance con gritos desaforados y celulares alzados.

En otro momento, el mejicano saludó a Córdoba y agradeció a “La Gran Mona Jiménez” por su invitación al Festival. También habló de “cantarle al amor” y preguntó quién tenía un “chupito o un fernecito”.

Y acaso conspirando con cierto efecto sorpresa, avisó que más tarde compartiría escena con “el Mandamás”.

Lloviendo estrellas y Azul llevaron las emociones a lugares insospechados, como así también que este evento se fortaleció con la presencia de Cristian Castro.

El cierre del Bum Bum y una previa de múltiples atracciones

El domingo de calor, y un cielo que parecía que iba a ofrecer el reparo de las nubes pero que cambio de opinión a último momento, hizo que la siesta del cierre del Bum Bum fuera tranquila. Recién a partir de las 19, con un público que llegaba justo para tomarse un vino y empezar a soltar caderas con el show de La Barra, el festival empezó a llenarse.

Eso no significa que no estuviera más que preparado para ser disfrutado todo el día y de diferentes maneras. Todo estuvo dispuesto para la comodidad del espectador.

La llegada a los alrededores del Kempes fue organizada, clara y fluida. Adentro hubo estructuras desde las que dispersores de agua refrescaron suavemente a los que pasan por abajo.

Hubo puestos de maquillaje con glitter, puestos de merchandising, barras y un sector con food trucks, donde se podía conseguir desde café de especialidad hasta una hamburguesa con medallón vegetariano. A esa oferta se sumaron un espacio pensado para los más chicos y el Museo Itinerante de Jiménez para los curiosos.

El registro de tatuajes “moneros” redondeó la larga lista de atracciones. Esta iniciativa comenzó con la edición de Jesús María, y su idea es que quienes tengan tatuajes relacionados a “La Mona” llenen una planilla con los detalles de la tinta y del diseño. El objetivo es hacer un libro con los resultados.

La Barra en el Bum Bum, con el atardecer como aliado

Como cada detalle estuvo pensado, hasta el atardecer pareció planeado. Un fondo naranja espectacular sobre el que se recortó la silueta iluminada del Kempes fue la decoración con la que La Barra sale a escena. Puntual, despierta al público con Así no te amaré jamás.

Antes que ellos estuvieron Dj Chita, Cuatro al hilo, De la Rivera, Slim Dee y Dj Tao.

La Barra concentró al público que, aún sin conseguir un lugar demasiado cerca del escenario principal, pudo disfrutar de una vista clara y espacio para bailar.

La Pepa Brizuela entonó ¿Y qué tal si funciona? y Ando buscando un amor, entre otros, y llegó a los clasicazos Se nos fue el amor, Salvaje y La Carta a una hora de show, cuando ya el público entró totalmente en calor.

Antes, le cantó el Feliz cumpleaños a “La Mona”, que es de Capricornio y festejó su aniversario de nacimiento número 72 el pasado 11 de enero.

Magui Olave, arendadora en el Bum Bum

Si el sábado Cazzu puso fuerte presencia femenina desde su trap, el domingo la encargada de hacerlo fue Magui Olave desde el ritmo local.

Magui subió también puntualísima al escenario Pepsi sobre el final de La Barra y puso quinta de una con Dueles.

“¡Aguante el cuarteto!”, “¿Dónde están los jimeneros?”, “¡Báilalo!”, arengó Magui mientras desplegaba potencia y encanto.

Como La Barra, también metió cumbia en algún momento con Vivir así es morir de amor y se vale de covers infalibles de hitazos recientes como Por primera vez (Camilo y Evaluna) y La Bachata (Manuel Turizo).

Puro girl power tunga tunga.

Miranda!, hacedores de hits

No sería mucho arriesgar que cada persona del público que escuchó a Miranda! en el Bum Bum conocía todos y cada uno, sin excepción, de los temas del repertorio de Ale Sergi y Juliana Gattas. La banda pop toma la posta del escenario Pepsi tras Magui, y tras Cristian Castro en el principal. A ellos los seguirá solo La Mona.

Mentía, Fantasmas, Ya lo sabía, Perfecta, Prisionero, Hola, Yo te diré, desfilan mientras el sonido puro y cristalino de Miranda! atraviesa el aire nocturno.

Claro, cierran con Don.

Todos al escenario de “El Mandamás”

La Mona aparece entre palmas, silbidos y gritos de su fiel público pidiendo por él, vestido con un conjunto de pantalón y chaleco de lentejuelas verde brillante combinado con violeta. Una fiesta para cerrar. Una fiesta que abre con Quédate.

Lo siguen Amor fantasma, Me mata tu mirada, Mujer y amante, Si te vas, Sola en su cuarto, Libertad, En el centro de mi pecho.

Y ahí La Mona empieza con sus invitados. “Voy a invitar a un amigo, un ex Piojo, que hizo este tema con Ciro…”. Así presenta Jiménez a Micky Rodríguez y ambos interpretan Como Alí.

Luego viene La Pepa. Le canta otra vez el Feliz cumpleaños a La Mona, quien insiste en que tiene 62 y no 72. Entonan Ahogadito, se toman de las manos, Jiménez intenta hacerle hacer un paso que a Brizuela le cuesta.

Y ahí, luego de esos dos grandes del cuarteto, llega el mejicano. No viene solo. Suben al escenario Ale Sergi, Julieta Gattas y Magui Olave además de Cristian Castro para una versión a diez manos de ¿Quién se ha tomado todo el vino?

“¡Vamos las palmas, culiau!”, pide La Mona y Castro lo sigue en el “culiau”. Es una fiesta de ellos cinco también.

Jiménez le muestra al intérprete de Azul cómo tiene que hacer su típico gesto con la mano y Magui le da una lección maestra de pasito cuartetero. El mejicano parece estar pasándola más que bien.

Y como en misa, Jiménez les da de beber vino en la boca a cada uno de sus cuatro momentáneos apóstoles, de su cáliz: su propio tetra que venden en el Festival, su vinito “El Mandamás”.

La Voz

Más Noticias