enero 27, 2023 12:05 pm

Río Cuarto: buscan a un tatuador por matar a un hombre de un tiro en la nuca

Un hombre de 53 años fue asesinado este viernes de un balazo en la nuca en Río Cuarto, a 230 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba. Según fuentes policiales, el hecho ocurrió durante la madrugada, minutos antes de la 1. La víctima se encontraba en la puerta de su domicilio, ubicado en el 292 de Avenida Argentina, en el barrio riocuartense de Banda Norte, a pocos metros de la costanera del río Cuarto.

Los agentes que intervienen en la investigación del hecho deslizaron que el presunto autor del disparo ya fue identificado. Por la tarde del viernes se realizaban una serie de allanamientos ordenados por el fiscal de feria de esa localidad, Fernando Moine, con el objeto de dar con el paradero del homicida.

En principio se trataría de un joven que era conocido por los sobrinos de la víctima, quienes viven en una casa cercana y se encontraban en ese momento con su tío conversando en la puerta de su vivienda.

Cómo ocurrieron los hechos

Según los testimonios, en la madrugada del viernes Funes se encontraba sentado en la puerta de su vivienda con dos sobrinos, Franco y Víctor Rodriguez. Fue en ese marco en que, pasada la medianoche, una motocicleta de una cilindrada de 110 centímetros cúbicos comenzó a rondar por el sector. El vehículo llevaba dos ocupantes, uno de los cuales fue identificado por los sobrinos de Funes como un joven que se dedicaba a realizar tatuajes en el sector.

En cierto momento la moto se habría detenido, y uno de sus ocupantes sacó un arma, con la que apuntó directo al lugar en que se encontraban Funes y sus sobrinos.

“Alcanzó a salir un solo disparo, se escuchó un estruendo muy fuerte” comentó a la prensa Víctor Rodriguez, sobrino de la víctima. Cuando Franco y Víctor volvieron la vista hacia su tío, lo vieron tirado en el suelo, con abundante sangre en su rostro y cabeza. Posteriormente llamaron a la ambulancia del servicio de emergencias 107, que luego de arribar al lugar, constató que el hombre se encontraba sin signos vitales, y lo trasladó al Nuevo Hospital San Antonio de Padua.

Tras el hecho, la policía se presentó en el lugar y recogió los testimonios, los cuales señalaron al responsable y al conductor de la motocicleta. En el lugar también se constituyó personal del Ministerio Público Fiscal, que realizaron el secuestro de distintas prendas de ropa, las cuales serán prueba en la investigación.

Ajuste de cuentas

Los sobrinos de Funes sostienen que el hombre no tenía conflictos con nadie, pero la policía trabaja en torno a la hipótesis de que el ataque estaba en realidad destinado a los más jóvenes, quienes son vecinos del sector de toda la vida. “Se trataría de un enfrentamiento de larga data, entre el presunto autor y los sobrinos de la víctima”, indicó una fuente policial.

Desde el entorno familiar de Funes remarcaron a la prensa que el hombre era una persona trabajadora, que trabajaba en la construcción y hacía changas, y que “no tenía problemas con nadie”. Víctor Rodríguez, agregó que conocían a las personas que manejaban en la moto, pero que no tenían motivos para disparar contra su tío.

“Uno cree que conoce a las personas, pero después los ve drogados o alcoholizados y son distintos”, dijo Rodriguez. “Molesta que hayan hecho algo así con una persona que trabaja, era una persona excelente”, afirmó el joven.

“Esperamos la justicia como ellos prometieron, para que no hagamos justicia por mano propia, que nos den una solución, que lo agarren y le den los años que le tienen que dar”, finalizó Rodriguez.

La Voz

Más Noticias