enero 27, 2023 11:16 am

Unos 244 millones de niñas, niños y jóvenes en el mundo no asisten a la escuela

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) indicó que el número de niñas y niños que necesitan apoyo educativo debido a los conflictos y a las crisis se triplicó desde 2016, pasando de 75 millones a 222 millones, según el fondo mundial para la educación en situaciones de emergencia y crisis prolongadas “La educación no puede esperar” (ECW, por sus siglas en inglés).

De ese estimativo, alrededor de 78 millones están sin escolarización total, más que la población total de Francia, Italia o el Reino Unido y un 65 por ciento más que la totalidad de habitantes de Argentina.

Otros datos alarmantes que contiene el documento publicado ayer con motivo del Día Internacional de la Educación son los siguientes: se calcula que a nivel global 244 millones de niños y jóvenes no asisten a la escuela, 763 millones de jóvenes y adultos son analfabetos y menos del cinco por ciento de la población mayor de 15 años participa en programas de educación de adultos, en casi un tercio de los países del mundo.

Generación en riesgo

“Esto equivale a toda una generación en riesgo de perderse”, razonan los responsables de ECW que instó a los líderes mundiales a cumplir su promesa de proporcionar una educación de calidad para todos en 2030.

Para el fondo, existe “una crisis de la educación” que representa “un ataque a nuestra humanidad, una afrenta moral a las promesas vinculantes de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y un gigantesco paso atrás en nuestros persistentes esfuerzos -contra viento y marea- por encontrar la paz en nuestro tiempo”, destaca la organización.

Por tanto, si no se consigue revertir la situación, advierten que esta crisis amenaza con echar por tierra décadas de logros en materia de desarrollo, espolear nuevos conflictos y tirar abajo el progreso económico y social en todo el planeta.

Inversión en paz

“La educación es nuestra inversión en la paz donde hay guerra, nuestra inversión en la igualdad donde hay injusticia, nuestra inversión en la prosperidad donde hay pobreza”, concluye el fondo.

En un tributo a la esperanza, “La educación no puede esperar” llegó a siete millones de niños en sólo cinco años, con planes para asistir a 20 millones más en los próximos cuatro.

En tanto, el 16 de febrero, líderes mundiales se reunirán Ginebra en la Conferencia de Alto Nivel sobre financiación de ECW con el propósito de recaudar 1.500 millones de dólares para los próximos cuatro años.

La Voz

Más Noticias