julio 18, 2024 4:37 am

Prevén tiempo extremo en EEUU con calor en el suroeste, lluvia en el Golfo y nieve en las Rocosas

PHOENIX (AP) — Estados Unidos esperaba registrar esta semana temperaturas extremas tanto de calor como de frío. Las autoridades advirtieron a la población en el suroeste que tomara medidas conforme la ola de calor de desplazaba hacia el este, mientras aguaceros e inundaciones podrían afectar a los estados del Golfo de México y la nieve amenazaba partes de las Rocosas y el noroeste del país.

Un calor extremo se expandía por Arizona, Nuevo México y zonas de Texas, Colorado y Kansas el domingo. Mientras tanto, había un frío inusual para la época del año en el noroeste de la costa pacífica, con previsiones de nieve en el norte de las Rocosas y aguaceros entre el norte de las Llanuras y la parte más septentrional del centro norte del país.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS por sus siglas en inglés) estimó que más de 63 millones de personas estaban bajo avisos de calor el domingo, desde el suroeste y hacia el norte hasta Denver y Chicago.

Las temperaturas en Phoenix, que alcanzaron los 44,4 grados Celsius (112 grados Fahrenheit) el sábado, remitieron ligeramente el domingo a 43,3 ºC (110 ºF). Los meteorólogos del NWS dicen que las dos primeras semanas de junio en Phoenix ya han sido una media de 5,6 ºF (unos 14,6 ºC) más altas de lo normal, lo que lo convierte en el inicio de junio más caluroso del que se tiene registro.

“Ya hemos visto algunas temperaturas significativamente altas en nuestra zona”, dijo Ted Whittock, meteorólogo del NWS en Phoenix. “Recomendamos que todo el mundo reduzca su tiempo al aire libre entre las 10 de la mañana y las 6 de la tarde, se mantenga hidratado y lleve ropa ligera y poco apretada”.

El calor en la zona metropolitana de Phoenix remitirá un poco entre el lunes y el miércoles, y las máximas volverán a subir conforme avance la semana, lo que probablemente provocará otra alerta por calor excesivo, dijo Whittock.

En los últimos años, el calor ha sido especialmente peligroso en la zona metropolitana de Phoenix, donde 645 personas murieron por causas relacionadas con el calor en 2023, un récord.

La ciudad y el condado Maricopa han tomado medidas adicionales este año con la esperanza de mantener a la gente más segura, como dos nuevos centros de refresco nocturno donde la gente puede descansar con aire acondicionado cuando se ponga el sol. Hay más de 100 centros adicionales de refresco abiertos desde el 1 de mayo, donde la gente puede conseguir agua fría y sentarse en un lugar fresco durante el día.

En la vecina Nuevo México se emitió un aviso por calor durante el fin de semana en las llanuras del condado Chavez, que incluyen Roswell, donde se esperaba que las máximas alcanzaran los 41,6 ºC (107 ºF) el lunes. Albuquerque alcanzó los 37 ºC (99 ºF) el domingo y se esperaba que remitiera a 36 ºC (98 ºF) el lunes. La máxima del domingo fue de 40 ºC (104 ºF) en El Paso, Texas, que abrió cinco centros de refresco.

Las temperaturas en Colorado iban desde los 32,2 ºC (90 ºF) en zonas metropolitanas de Denver el domingo a 37,7 ºC (100 ºF) en la ciudad sureña de Pueblo, con previsiones de más de 38 ºC el lunes en el sur del estado.

La ola de calor se desplazaba el domingo hacia las Llanuras y la zona de los Grandes Lagos, y se esperaba que alcanzara el nordeste para el martes. La amenaza de tormentas eléctricas con posibilidad de vientos fuertes y lluvias intensas creció en la zona de Chicago, al mismo tiempo que se esperaban temperaturas en torno a los 37,7 ºC (100 ºF ) para mediados de semana.

Mientras el calor se extendía hacia el este, las temperaturas en Washington D.C. y el resto de la costa atlántica central, así como Nueva Inglaterra, podrían rondar los 36ºC (98 ºF) a lo largo de la semana, con una alta humedad que agravaría la sensación térmica.

Estados Unidos registró el año pasado su cifra más alta de olas de calor, un clima inusualmente caluroso que dura más de dos días, desde 1936.

Mientras buena parte del país se cocía, se anunciaron nevadas tardías en el norte de las Rocosas el lunes y el martes. Partes de Montana y la zona norcentral de Idaho estaban bajo alerta de tormentas invernales con hasta 15 centímetros (6 pulgadas) de lluvia pesada y húmeda en las montañas en torno a Missoula, Montana. Se esperaban hasta 51 cm (20 pulgadas) de nieve en elevaciones más altas en torno al Parque Nacional Glacier.

Entre tanto, una nueva ronda de humedad tropical aumentaría la amenaza de aguaceros e inundaciones repentinas en la costa central del Golfo de México el domingo y el lunes. Se esperaban fuertes lluvias desde el lunes por la mañana, y la masa de humedad se desplazaría hacia la costa del Golfo para el martes.

Las graves inundaciones provocadas por lluvias seguían remitiendo en el sur de Florida, donde algunas zonas en Miami, Fort Lauderdale y sus alrededores quedaron sumergidas varios días debido a unas tormentas que descargaron hasta 50 cm (20 pulgadas) de agua.

Ese sistema de tormentas sin nombre coincidió con el inicio adelantado de la temporada de huracanes, que según las previsiones podría ser una de las más activas en la memoria reciente.

La Voz

Más Noticias