junio 20, 2024 12:16 pm

Mirando a noviembre, el Frente de Todos apuesta a confrontar con Schiaretti

“El Día después” de las Paso para el Frente de Todos cordobés fue sin reuniones entre sus principales referentes. El martes de la semana que viene habrá una cumbre para acordar la estrategia de campaña, con la mira puesta en las generales legislativas del 14 de noviembre.

Pero, el senador Carlos Caserio dio algunos indicios de que la estrategia será confrontar con el gobernador Juan Schiaretti.

Hacemos por Córdoba le sacó una ventaja de casi 13 puntos al Frente de Todos en las Paso del domingo. Una diferencia casi imposible de descontar, en la pulseada por la banca por la minoría en el Senado.

Los peronistas descuentan que Juntos por el Cambio será el espacio más votado y se quedará con dos escaños en la Cámara Alta.

El senador manifestó que seguirán acompañando al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Fernández, pero en una entrevista a Radio Nacional Córdoba aseguró que “algunas cosas deben cambiar para noviembre”.

“No se puede ser albertista en Buenos Aires y schiarettista”, en Córdoba cuestionó Caserio en referencia al Movimiento Evita, cuyos referentes son funcionarios del Gobierno nacional, pero que en la provincia integran Hacemos por Córdoba.

El senador le apuntó a Fernando “El chino” Navarro, secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete que conduce Santiago Cafiero, uno de los referentes nacionales de esa agrupación piquetera.

El otro es Emilio Pérsico, secretario de la Economía Popular del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

“El Chino Navarro se cansó de bajar toneladas de alimentos de la Nación para repartir entre los sectores más postergados de Córdoba, con el Gobierno provincial. Esas son cosas que tenemos que revisar”, argumentó el senador que encabezará la lista de senadores en noviembre, y que el domingo sumó el 10,9 por ciento de los votos.

En tono de autocrítica y de lo que puede ser la campaña para las generales de noviembre, Caserio volvió a cuestionar al gobernador Juan Schiaretti.

“Creo que tenemos una falencia de que los cordobeses no saben todo lo que el Gobierno nacional está invirtiendo y asistiendo a la provincia. Tenemos un Gobierno provincial que es opositor y que invisibiliza lo que la Nación destina a Córdoba. Por ejemplo, en asistencia social, la Nación envía muchísimos recursos, pero la Provincia los reparten como si fueran propios. Está claro que el gobernador es un opositor al Gobierno nacional. Son temas que debemos debatir para la campaña que viene”, expresó el senador.

En la entrevista radial, Caserio también mencionó con nombre y apellido a la secretaría de Acción Social de la provincia, Deborah Petrokovsky, por supuestamente repartir alimentos y colchones en el departamento Punilla, donde reside el senador.

“Se cansaron de llevar camiones y camiones con alimentos a los sectores más carecientes durante la campaña. Esas cosas no se deberían hacer, pero ocurren”, cuestionó el extitular del PJ provincial.

Plan de campaña

Los dirigentes del Frente de Todos cordobés acordaron tomarse esta semana y se volverán a reunir el próximo martes para discutir los ejes de la campaña provincial, de cara a las generales del 14 de noviembre.

Es probable que Caserio y Martín Gill –quien hoy retoma sus funciones como secretario de Obras Públicas de la Nación– en esta semana tengan reuniones en la Casa Rosada.

Los dirigentes cordobeses no tuvieron contactos en las últimas horas con funcionarios nacionales, porque hay versiones de todo tipo sobre posibles cambios en el gabinete.

“Esperaremos esta semana para ver si hay novedades y luego acordar una estrategia común de campaña”, dijo otro integrante del Frente de Todos cordobés.

No obstante, y más allá de las declaraciones públicas de Caserio, en la noche del domingo pasado, en medio de preocupación por la magra cosecha de votos, sobrevoló la idea de “polarizar” la campaña con el schiarettismo.

“Hay que mostrar lo que la Nación hace en Córdoba y también explicarles a los cordobeses que la postura de Schiaretti es funcional a Juntos por el Cambio, el otro modelo”, argumentó Olga Riutort, segunda candidata a diputada nacional frentista.

También hubo voces más mesuradas. “Mirando a noviembre, el objetivo es poder contar mejor lo que venimos haciendo desde el Gobierno nacional y poder consolidarlo a nivel provincial”, explicó Gill, quien preferió quedarse en Villa María para seguir el escrutinio de las primarias.

Se avecina una discusión interna fuerte sobre los ejes de la campaña en Córdoba. También mucho dependerá de las decisiones que se tomen en estos días en el Gobierno nacional, pero la apuesta del Frente de Todos será confrontar con el schiarettismo.

Es más, la idea de algunos dirigentes es que el presidente Alberto Fernández venga a Córdoba dos veces a hacer campaña en la provincia.

“Que no venga el Presidente fue un error, porque nos hubiera ayudado a polarizar el debate de campaña con el gobernador Schiaretti”, manifestó otro integrante del comando de campaña frentista.

¿Cristina Fernández vendrá a Córdoba a hacer campaña? Fue la pregunta para un dirigente cristinista cordobés. La respuesta no dejó de ser sorprendente. “Dependerá de ella, pero no tengas dudas que sería la mejor manera de polarizar con Schiaretti”.

En la previa del arranque de la campaña para noviembre, los frentistas debatirán los ejes de la campaña, pero por ahora, se impondría la línea dura de confrontar con el schiarettismo.

La Voz

Más Noticias