julio 14, 2024 7:19 pm

Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés se refirieron a sus planes de casamiento

Desde que comenzaron su relación, Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés trataron de mantener un perfil bajo y de evitar revelar intimidades. Sin embargo, a veces en La Academia se divierten haciendo comentarios picantes o tirándose un palito sobre alguna discusión previa. Este jueves, a cuento del comentario de una participante, hicieron el mismo juego en relación a sus planes de casamiento.

Una de las participantes de la noche fue Candela Ruggeri, quien se presentó junto a su partenaire Nicolás Fleitas en la ronda de rock. Durante la previa, la modelo retomó un comentario que había hecho recientemente: “Mi novio me prometió que si llego a la final nos casamos”. Inmediatamente, Candela le devolvió la pregunta al conductor: “¿Vos no te querés casar?”. En ese momento, todas las miradas se posaron en Guillermina.

Marcelo miró a su pareja y respondió: “¿Nos queremos casar nosotros? Sí, algún día nos vamos a casar, totalmente”. Al mismo tiempo, Guillermina asentía con total seguridad. Pero el conductor no estuvo conforme con sus gestos, y la jurado tuvo que aclarar: “Sí, pero está todo bien igual”. Ante la confusión exagerada de Marcelo, Guillermina agregó: “Reconociendo que es una construcción social y que estamos bien así, se puede o no se puede hacer y está todo bien”.

En la ronda de devolución, Candela recibió comentarios y puntajes bastante desparejos, y hasta último momento creyó que estaba cerca de la sentencia. Llegado su turno, Hernán Piquín comentó que la participante recibe con frecuencia cartitas y mensajes de amor de su novio, y Candela volvió a derivar la pregunta a conductor: “¿Vos le dejas cartitas a Guille?”.

Marcelo no huyó a la pregunta, y se refirió a los pequeños gestos de amor cotidianos que tiene con su pareja: “Yo le dejo cartitas de amor a Guille, soy una persona muy enamorada, también mensajes en el espejo con labial”. Guillermina confirmó que lo de los mensajes en el espejo era cierto, pero cortó el tono romántico con una especie de protesta: “Me hace percha los labiales en el espejo del baño”.

La Voz

Más Noticias