julio 14, 2024 7:21 pm

¿Tanta lluvia es perjudicial para las plantas?: cómo cuidarlas

El agua de lluvia es “mágica” para las plantas. Para las originarias de zonas selváticas puede llover mucho y eso no será perjudicial. Pero si no son de selva, como es el caso de muchas suculentas –entre ellas los cactus–, una lluvia en exceso puede afectarlas.

Las plantas suculentas o crasas son aquellas capaces de acumular agua y nutrientes en alguna parte de su cuerpo, como por ejemplo en sus tallos (cactus, euphorbias y otras) y en sus hojas (Echeverias, crassulas, aloes, kalanchoes, etc.).

Evolucionaron perfeccionándose en acumular toda el agua que naturalmente les llega y que es poca en los lugares secos donde viven. Son muy eficientes en captarla y muy sensibles si se presenta en exceso.

El sustrato, la clave

Al cultivar cactus y otras suculentas y hacerlo principalmente en macetas, debemos buscar la forma de que el agua de lluvia en cantidad no las perjudique y la clave está en cómo armamos nuestro sustrato. Este debe tener tierra negra o compost bien descompuesto y una gran proporción de materia inorgánica como por ejemplo arena gruesa, lo que favorece que no se acumule el agua y que pase fácilmente.

La tierra negra, compost o algo de turba le dan al sustrato fertilidad química (alimentos para las plantas) y la arena gruesa y algo de vermiculita o perlita influyen sobre la fertilidad física del sustrato (que facilita la absorción de esos nutrientes químicos) brindando una correcta aireación y una adecuada retención de agua. También proporciona la estructura apropiada para que la planta pueda arraigarse en forma correcta.

Selváticas

Si se tratara de plantas selváticas como por ejemplo helechos, begonias, palmeras y otras, el sustrato debe ser muy orgánico y las precipitaciones que tenemos en esta época en varias provincias van a favorecer su crecimiento.

No debemos perder de vista que el agua de lluvia para nuestras plantas es la mejor alternativa y esto se debe a que no tiene los componentes químicos que el agua corriente de grifo si posee y que afecta su calidad. También es una práctica “amigable con el ambiente” pues nos permite ser eficientes y conservar un recurso escaso.

* Ingeniero agrónomo

Las claves para el cuidado

La ingeniera agrónoma Laura Vargas (FCA, UNC) aporta recomendaciones vitales para la época de lluvias:

Riego. Más vale demorarnos en regar después de una lluvia. Dejar pasar un tiempo.Drenaje. Controlar que el drenaje de la maceta no esté obturado. Cuando se arma una maceta –en especial de cactus– debe tener varios orificios en la base. Agregar piedritas o algo que no permita que se obture el drenaje.Macetas. Es importante sobrelevar los contenedores, que no estén apoyados en el piso, para permitir que el agua escurra y no queden en un charco.

La Voz

Más Noticias