julio 14, 2024 7:55 pm

Córdoba Open: “el Topito” Londero ganó mucho más que un partido en su estreno

El tenista cordobés Juan Ignacio Londero (139 del ranking mundial) avanzó esta madrugada a los octavos de final del Córdoba Open tras imponerse en la ronda inicial sobre el alemán Yannick Hanfmann por 6-3 y 6-4.

Londero, nacido en Jesús María, empleó una hora y 10 minutos para doblegar al teutón Hanfmann (120) en el partido que cerró la primera jornada.

El cordobés, de 28 años y campeón del Córdoba Open en su primera edición, la que se jugó en 2019, se convirtió en el primer argentino en superar la ronda inicial, ya que ayer había perdido Facundo Bagnis (74) con el peruano Juan Pablo Varillas (129).

Al “Topito” le genera ilusión jugar en Córdoba, frente a su gente y en el primer y único torneo ATP que ganó en su carrera. Y no es menor el detalle para el cordobés, ya que su triunfo ante el germano significó volver a ganar un partido de primera ronda de este tipo de certámenes, después de 492 días. La última vez había sido el 27 de septiembre de 2020, ante Federico Delbonis, por la primera ronda de Roland Garros.

El último partido de Londero antes de su debut en Córdoba había sido por las semifinales del Challenger de Florianópolis, el 11 de diciembre pasado. Después, el cordobés se contagió de Coronavirus y debió postergar una semana el inicio de su pretemporada. Y aunque pretendía llegar con más rodaje a Córdoba, decidió no ir al Challenger de Santa Cruz de la Sierra e iniciar en casa la temporada 2022, esa en la que quiere volver a ser Top 100.

El próximo rival de Londero será el español Pedro Martínez (61), quien ayer superó al brasileño Thiago Monteiro (92) por 4-6, 6-4 y 7-6 (7-4).

Tres patas importantes para Londero

Tener al “Gringo” Andrés Schneiter en el banco es mucho de lo que Juan Ignacio Londero necesita para recuperar su tenis. Y tener a la familia y amigos en las tribunas es un plus que enciende lo mejor del cordobés dentro de una cancha.

“Es una mirada”, dicen los que lo conocen. “Una mirada con ‘el Gringo’ para sentir que él puede jugar bien al tenis; que puede ganar. ‘El Gringo’ le da confianza”, aseguran.

Y aunque no lo diga con palabras, “el Topito” lo demuestra con su juego.

Londero mostró lo mejor de su 2021 en la segunda mitad del año, cuando volvió a trabajar con el entrenador cordobés: fue finalista en el Challenger de Montevideo (noviembre), semifinalista en Florianópolis (diciembre) y cuartofinalista en Brasilia (noviembre).

Su familia, en la insistencia de que lo vuelva a contactar, también tuvo que ver en este reencuentro de una dupla que alcanzó su mayor éxito justamente en el Córdoba Open, cuando “el Topito” se consagró como el primer campeón en 2019.

En papá Eduardo, mamá Mariela y hermana Milagros radica la otra pata en la que necesita apoyarse el tenista, que jugando en Córdoba lo puede vivir de manera más plena. Porque a ellos se suman “los amigos de toda la vida, que son la segunda familia para él”. Y todos estuvieron este lunes en el Kempes alentando al jesusmariense.

Y otra vez es una mirada lo que vuelve a conectar al “Topo” con su gente. Porque busca a su madre al pisar el court; porque encuentra una devolución cómplice en el silencio de su padre o una sonrisa de esa hermana que es su compinche; y porque se enciende con el aliento de sus amigos, que como siempre están a su lado.

Más del Córdoba Open

El máximo favorito al título en Córdoba es el argentino Diego Schwartzman (14), quien debutará este miércoles, al igual que el chileno Cristian Garín (18), campeón en la edición de 2020.

El certamen sufrió dos bajas significativas, las del austríaco Dominic Thiem (37), exnúmero tres del mundo y preclasificado en el segundo lugar, y la del argentino Juan Manuel Cerúndolo (111), campeón defensor, en ambos casos por lesiones.

La Voz

Más Noticias