febrero 21, 2024 4:13 pm

México: operaron a la cordobesa que sufrió un ACV y su familia pide ayuda a Mondino para afrontar los gastos

Carolina Camaño (31), la cordobesa que sufrió un accidente cerebrovascular (ACV) en Playa del Carmen, México, fue operada el viernes en la Clínica de Mérida Urgencias de la ciudad de Mérida.

La joven fue intervenida a las 14 (hora argentina) y las siguientes 12 horas eran fundamentales para saber cómo evoluciona a la intervención. Su papá Juan Camaño dijo a La Voz de a poco le irán sacando la sedación y la medicación. Y esta tarde habrá un parte médico sobre su estado de salud. Además de saber si le quedan secuelas y de qué tipo. “Es muy probable que le queden secuelas”, vaticinó su papá.

Además, relató toda la incertidumbre, la impotencia y la desesperación de la familia por lograr que Carolina sea operada, pero no poder contar con todos los recursos a pesar de la ayuda pedida a distintos organismos gubernamentales argentinos. “Se estaba deteriorando. Y ni el gobierno Provincial ni Nacional. ni la embajada, hicieron algo”, afirmó.

Con la ayuda de la gente, a raíz de la campaña solidaria que lanzaron sus amigos y familiares, y una empresa, lograron juntar 26 mil dólares lo que permitió operar a Carolina, pero no alcanzó para cubrir todos los gastos, que incluye los días de internación. Y la familia contra una deuda de 60 mil dólares, una cifra millonaria para los Camaño. “Estamos endeudados”, dijo el papá de Carolina.

Y relató que su hijo, Juan Pablo, quien se encuentra al lado de su hermana, lo llamó llorando porque “de la desesperación de pagar lo mínimo para que se hiciera la operación, a mi hijo no le quedó ni para un sándwich”.

Por eso reiteró el pedido de colaboración de parte de todas las personas que puedan para pagar esa deuda que contrajeron.

Reclamo formal

Además, Camaño contó que acudió al patrocinio de la abogada Marina Romano, quien presentará una carta a la nueva canciller Diana Mondino, donde le pedirá la intervención ante la dramática situación.

“Me comuniqué con el cónsul de Playa de Carmen y me dijo que habló con las autoridades de salud de México, pero no brindó una solución, Carolina no tenía lugar, no tenía camas ni tampoco había gestionado nada en el hospital de Mérida”, contó a La Voz.

A raíz de ello, hizo un pedido de intervención quirúrgica urgente tanto al cónsul como a Cancillería. Y agregó que la “decisión difícil” la tomaron los familiares.

Romano expresó que las falta de respuestas es una omisión y una violación a los derechos constitucionales. Y un “abandono extremo que viola las leyes relacionadas a las migraciones”. “Hago hincapié en la necesidad de que exista reciprocidad entre ambos países, es un principio fundamental en la diplomacia internacional”, aseguró.

También elevará la queja formal ante la canciller entrante, Diana Mondino. Romano tomó contacto directo y espera que comience a actuar el lunes próximo, una vez que haga efectivo su nombramiento.

“Me dijeron que saben del caso y están trabajando. Se van a comunicar directamente con la ministra de México”, adelantó la abogada.

En tanto, la letrada viajará, este domingo, a Buenos Aires para hacer una presentación formal y presencial ante las nuevas autoridades para conseguir la ayuda económica que solicita la familia.

Cómo ayudar

Las personas que quieran aportar pueden hacerlo a los siguientes alias: vanesa.camaño, nicolás.mohn, todos.porcaro (cuenta a nombre de Juan Camaño). Teléfono de contacto: 351 6186354, Juan Antonio Camaño.

Además, todos los link para realizar aportes son compartidos en Instagram.

El hecho

Todo sucedió el domingo 23 de noviembre cuando Carolina Soledad Camaño (31) estaba en la playa y presenció un asesinato. A raíz del impacto que le provocó ese suceso, la joven sufrió la ruptura en los vasos sanguíneos del cerebro.

Su papá, Juan Antonio Camaño, contó a La Voz, que, en ese momento, su hija se desvaneció y sus amigos la llevaron al hospital y estuvo dos días sin conocimiento.

Al recobrar los signos vitales, le dieron de alta, pero volvieron los vómitos, mareos y dolor de cabeza, y sus amigos nuevamente la llevaron al hospital donde le realizaron una tomografía, cuyo diagnostico, entonces, “era que tenía un tumor cerebral”.

Pero como seguía con los síntomas fue trasladada a una clínica privada donde se le realizó una angiotomografia de cráneo. Y allí le detectaron que padecía de aneurisma con un gran sangrado.

Por era vital que fuera atendida en un hospital de alta complejidad. “En el lugar no hay un hospital publico con equipamiento ni profesional necesario para realizar la intervención quirúrgica. Y solo puede puede ser intervenida en una clínica privada”, relató Camaño.

La Voz

Más Noticias