junio 17, 2024 8:17 am

El contrapunto entre un periodista y Medina, el DT de Talleres, por “el silencio” y los lesionados

Alexander Medina rompió el silencio de casi dos meses que tenía ante los medios de comunicación. Lo hizo en una conferencia de prensa que brindó en La Boutique de barrio Jardín, en la que se expresó sobre su continuidad en Talleres. También se expresó sobre por qué había guardado ese silencio.

Y justamente sobre ese tema del “silencio” lo consultó Alejandro Benvegnú, periodista de radio Mitre. Y cómo ese tiempo sin declaraciones dio el “hándicap” para que aumenten las especulaciones.

“Alejandro, vuelvo a repetir. A falta de tan poco para terminar el torneo, no vale la pena perder energía en si hacían falta uno o dos fichajes más o si los fichajes llegaron tarde, en tiempo y en forma o no…”, arrancó.

–Pero la gente se lo reclama, Alexander.

–¿A quién?

–A usted. Ha sido muy cuestionado por los últimos cambios. Fundamentalmente porque no puso los jugadores contra Colón. Supuestamente usted guardó jugadores para jugar con River. Se decía que usted guardó jugadores por conveniencia personal para el partido con River. Otros decían que guardó a Tenaglia. Y usted acaba de explicar que no lo puso a Tenaglia porque tenía problemas físicos. Si usted no comunica… nosotros nos sabemos que los jugadores están lesionados. Usted dio ese hándicap. ¿Se entiende?

–Sí, sí, entiendo. Y lo respeto. Y así como agradecí en la primera aparición, en la que agradecí el respeto que todos ustedes tuvieron… así que lo que yo planteé fueron los problemas que podía tener no hablar con la prensa.

–Olvidesé de los periodistas. Hablemos de los hinchas. ¿Usted no cree que el hincha no merece saber por qué usted hace un cambio? ¿Usted no cree si un hincha merece saber si un jugador está lesionado o no? Supongamos que usted no quiere dar ventaja. ¿No merece el hincha saber que Tenaglia estaba lesionado? ¿Se entiende? El club merece responderle al hincha.

–Postpartido me parece bien. Antes del partido, no.

–Pero ustedes no lo hacen ni antes ni después.

–Pero ahora lo estoy haciendo.

–Pero lo está haciendo después de tres meses… se lo digo con todo respeto.

–Pero el club no tiene nada que ver con esto. Yo asumí una responsabilidad por una cuestión personal de justamente… para enfocarme en lo que tenía que enfocarme. Después… esta decisión puede traer críticas o no… O pueden ser del gusto de la gente o no. Nosotros tomamos decisiones todo el tiempo. Y podés estar de acuerdo con el equipo que ponemos o no. O de los cambios. Bueno, es parte del fútbol. Y de la vida. Y yo lo respeto. No tengo nada para decir contra eso. La gente acá… es todo opinable. La gente es libre de decir si le gusta el equipo, si le gustan los cambios. A mí eso… no. Yo lo respeto. Y puedo ser criticado y voy a seguir siendo criticado. Y vamos ser criticados todos los entrenadores y los jugadores. Me crié bajo la crítica. Y yo lo comprendo. Y la respeto. No me molesta. Tomé la decisión porque creí que era lo mejor en lo personal. Después, si a la gente le gustó o no le gustó… es problema de la gente que me criticó porque yo no haya hablado. O porque yo no explicó porqué Tenaglia no jugó, si está lesionado… yo nunca lo voy a decir… en qué pierna está tocado. Porque es parte del fútbol. La información es poder. Así como nosotros buscamos la información de los otros, ellos buscan la nuestra. Para saber quién está tocado, lesionado. ¿Para qué? Para montar estrategias. Yo no quiero que la sanidad informe qué jugador está tocado… Y ya lo digo. Asumo la responsabilidad. Postpartido no me parece mal. Si vos me preguntás porqué no jugó Tenaglia… yo te explicó que no estaba al 100 por 100. Nosotros resolvemos que si el jugador no está al 100 por 100 no juega…

–Pero nunca se enteró nadie…

–Bueno, porque no hablabla. Ahora capaz se enteren un poco más. Nosotros tampoco vamos a decir lo que no creemos conveniente… que tenemos que decir. No tenemos problemas de hablar de fútbol, de cambios, de porqué hicimos esto o aquello. Como siempre hicimos. Creo que antes, cuando hablábamos, lo hacíamos con total libertad…

–Por eso me pareció raro que, después del tema Navarro (transferido), usted haya dejado de hablar. Yo, le soy sincero. Me llama la atención.

–Pero yo ya lo expliqué…

–No digo que me esté mintiendo… quizá no me está diciendo todo.

–Si usted no me cree… ahí entramos en otra discusión que no vale la pena. Le estoy diciendo mis argumentos y si usted no me cree…

–No, no. Me escuchó mal. Yo le estoy diciendo que usted quizá no me está diciendo todo lo que piensa.

–Pero, a ver… ¿usted dice todo lo que piensa en la radio?

–Sí, siempre.

–Yo no creo.

–Y se lo estoy diciendo a usted.

–No, bueno, pero le estoy diciendo a usted por qué hice lo que hice. ¿Usted me cree?

–Sí, pero lo de Navarro no estoy convencido… porque usted lo que dijo antes sobre Fassi ahora no lo está diciendo…

–¿Y qué dije de Fassi?

–Que no le había traído los refuerzos…

–Pero ya lo dije en su momento… y ahora ¿qué? ¿Vamos a volver a retroceder en el tiempo para engancharnos en una situación en la que no vale la pena poner energía? Nosotros tenemos que poner energía en lo que falta. En el mes y medio que falta. Después… son cuestiones de ustedes, de análisis, para sacar conjeturas. El equipo está bien. Estamos haciendo un buen torneo. El equipo está compitiendo. ¿Podemos hacer algún partido malo? Sí, porque le pasa a todos los equipos. Pero después… créame que lo que le digo es verdad.

–¿Se hace alguna crítica en algún cambio?

–Seee. Siempre. Siempre. Siempre… nosotros lo que más tenemos es autocrítica porque si no, no podríamos estar en este rubro. Pero, a ver. Como hace usted en la radio, con su equipo.

–Yo me equivoco permanentemente…

–En la interna. Usted no la hace pública. Nosotros también. Las autocríticas que nosotros tenemos también las hacemos. La gran mayoría se hace de puertas adentro. Porque así pasa en todos los órdenes de la vida.

La Voz

Más Noticias